lunes, 17 de julio de 2017

LA LEY DEL EMBUDO


 (disección publicada hoy en El Mundo- El Día de Baleares)

Pocas veces se ha penalizado tanto una nimiedad. Me refiero a las consecuencias que me está acarreando la disección Salvadores de almas, publicada en septiembre: la pérdida de un trabajo, una demanda del concejal Joan Ferrer por 12.000 euros y ahora un expediente del Govern que plantea una multa de 3.000. No sólo es una cacería contra mí sino también un retroceso de la libertad de expresión general.
Tanto la demanda como el expediente se basan en una falacia flagrante: se afirma que yo desvelé algo privado, cuando eso claramente no es así. La fidelidad a los hechos nunca ha sido el fuerte de ninguna secta. La objetividad les repele, porque es un dique a su pulsión supremacista. No sólo me acusan de la supuesta revelación y de homofobia sino también de apología del bullying, e incluso, apoteosis de la embriaguez, transforman una coña ¡en toda una acusación de prevaricación a Ferrer! Si estos sanchistas no saben qué es una nación, ¿cómo van a captar las ironías?
¿Es casualidad que el expediente haya tardado 10 meses en elaborarse y me lo entreguen justo después del Orgullo LGTB? Esto es lo peor: de la forma más lamentable, el PSIB está vampirizando una causa noble para utilizarla como artillería contra sus bestias negras. No creen en nada, sólo en mantenerse en el poder al precio que sea, utilizando todo lo que tengan a mano. A la vista está: se puede pontificar sobre feminismo, censurar el más mínimo gesto supuestamente machista, y luego (Aligi, esto va por ti) bendecir que en una mezquita las mujeres queden relegadas al fondo, lejos de Dios, impuras. Los veréis defendiendo arrebatados la libertad de expresión, apoyando a Valtonyc, reprobando la llamada “ley mordaza”… pero a la vez exigiendo que por algo manipulado me liquiden socialmente. A lo peor el expediente trata de subsanar un problema garantista, ya saben, esos detalles del aguafiestas Estado de Derecho: una demanda la arbitra objetivamente un juez, alguien neutral, que sabe de impartir justicia. Visto así, mejor abrir otra vía, más festivamente arbitraria en la medida que sentencian los mismos políticos, ¡chapeau!, en base a sus sesgos menos confesables.
Porque, en el colmo de la desfachatez, ninguna de estas almas pías ha dicho una palabra sobre un caso muchísimo peor: el de Marisol Ramírez y su diatriba contra un catedrático de la UIB. ¿Qué, cómo, dónde? Nada. Silencio, circulen. Todavía hay clases. ¿Para qué sirven las leyes si no podemos aplicárselas a quien nos salga de la entrepierna? Marisol, puedes ir en paz. Horrach, bonito, ven aquí: ¿Tú sabes lo que es el dolor? Se abre la veda. Todos a cubierto, el Govern ha llegado al pueblo.

6 comentarios:

naniboloqui dijo...

Algo habrás hecho bien para que te tengan en su punto de mira...

Johannes A. von Horrach dijo...

Eso es lo que me enorgullece, Nani, que mis disecciones hacen el suficiente daño al Psib como para justificar esta vendetta desaforada. un saludo

paco dijo...

¿Qué se puede hacer para ayudarle?
¿Chance.org?
Un saludo
F. Vergara

paco dijo...

De momento lo publicó en Facebook.

Johannes A. von Horrach dijo...

De momento no he abierto nada en Change y derivados, aunque depende cómo vea el panorama en septiembre, quizás lo haga. veremos si la multa de 3000 euros se acaba certificando. Estos días acabo las alegaciones.

Por cierto, mi Facebook es 'Johannes A. von Horrach'

un saludo

paco dijo...

De momento yo lo publico en Facebook.
Maldito corrector.
Un saludo y suerte.

Related Posts with Thumbnails