sábado, 11 de septiembre de 2010

NUEVE AÑOS DESPUÉS


Nueve años después, coincidiendo con el aniversario, se han puesto al descubierto las más patéticas debilidades de Occidente, que otorga más importancia a la inofensiva amenaza de un ignoto predicador evangelista, que sólo representa a cincuenta pirados como él, que al atentado más sanguinario de la historia. El caso es que mucha gente preferiría que no hubiera sucedido lo de Manhattan y Washington, pero no por lástima del desastre y los muertos, sino para seguir practicando confortablemente el siempre lucrativo victimismo antiamericano. Pero nueve años después Al Qaeda ha conseguido su objetivo: inocular un miedo atroz en Occidente, un clima de intimidación que afecta a todo lo que tiene que ver con el Islam. Pero lo más curioso es lo de Obama y compañía, pues estos supuestos abogados defensores del 'Islam moderado' han emitido en contra de su defendido la más implacable de las condenas: identificarlos como fanáticos violentos preparados para sacar la espada a la más ínfima provocación. Ojalá el Islam dejara en ridículo a sus abogados defensores occidentales, pero tengo dudas.

En cuanto a la construcción de la ya famosa Cordoba House a pocas manzanas de la Zona Cero, sólo diré una cosa: ¿Alguien se imagina que una asociación cultural judía pretendiera construir una sinagoga en Sabra y Chatila?

PS: en el momento exacto en que se producían los ataques aéreos a las Torres Gemelas, sin saber lo que estaba sucediendo, yo escuchaba en mi subsuelo, repetidamente, esta versión de la siniestra pieza principal de La semilla del diablo de Polanski.

7 comentarios:

blues dijo...

Aunque es cierto que Al Qaeda pretendía buscar infundir miedo en norteamérica no creo que aquí estuviese su objetivo principal. Creo que el miedo se puede incluir en algo más amplio que es lo que realmente buscaban, el daño. Que alguien te tema es una forma muy particular de hacerlo sufrir (a la vez que de dominarlo).

El miedo, por sí solo, es, en realidad, contraproducente para Al Qaeda porque es fudamentalmente el miedo lo que da fuerza a la política beligerante de Estados Unidos. Bush (o mejor dicho sus "asesores") debieron de estar muy felices de tener a millones de personas aterradas que les permitiesen invadir el país que se les antojase. Después de todo las sociedades occidentales viven instauradas en el miedo, ya ni hablemos de una sociedad especialmente violenta como la norteamericana.

Saludos

Horrach dijo...

Hola de nuevo, Blues.

Pues yo creo que sí que pretendían extender el miedo, porque la finalidad principal de toda forma de terrorismo es extender el terror y, en consecuencia, el miedo. Piense que, dadas las características del enfrentamiento que Al Qaeda ha entablado con EEUU y Occidente al completo, una guerra directa, ejército contra ejército no es viable para ellos, de manera que su principal baza tiene que ver con inocular el miedo en la sociedad, de manera que ésta vaya cediendo en cuestiones que afectan al Islam, mientras no cede en otras cuestiones.

La reacción de Bush pudo ser todo lo agresiva que se quiera (aunque a su favor hay que reconocer que insistía mucho en una cosa que repite mucho Obama: hay que separar el terrorismo de Al Qaeda del conjunto del Islam), pero eso en realidad no le ha hecho ningún daño a Al Qaeda. Al menos a su plan o estrategia.

saludos

Jarttita. dijo...

Cordoba House? en serio? Jjaja, ains, no sabía que ese era el nombre.

Horrach dijo...

Sí, sí, jajaja. Y precisamente ese nombre no me gusta nada. A mí me parece legítimo que se construya esa especie de mezquita-centro cultural, pero también entiendo que haya gente a la que le pueda molestar. Islam no es sinónimo de Al Qaeda, pero alguna conexión hay, igual que el cristianismo no es responsable de las Cruzadas, aunque evidentemente tiene alguna cosa que ver.

Pero ese nombrecito me disgusta profundamente, porque demuestra la conexión de sus organizadores con la mitología islámica más maximalista, la que tiene a Al Andalus como una piedra fundamental de su creencia.

saludos

Nano dijo...

No se, por un lado yo creo que con el atentado del 11S, la industria de armamento estadounidense se frotaba las manos, por otro me toca las narices que cada vez que cualquier desequilibrado sale haciendo ofensas al Corán o cosas así rápidamente nos echemos a temblar; recuerdo muchas imágenes de islamistas quemando banderas de e.e.u.u. imágenes cristianas, etc., etc., y aquí no pasa nada. Vale que islam no es Al Qaeda, pero para mi todo este teatro es para justificar todas las políticas belicistas en nombre de yo que se que. Si los medios de comunicación, manejados por los gobiernos, no le dieran tanta bola, ni a unos ni a otros, creo que todo esto se enfriaría poco a poco, si en vez de estar metiendo todo día el dedo en el ojo al de al lado, quizás poco a poco las religiones se irían diluyendo; las religiones nacieron para explicar todo aquello que no podíamos entender, del politeísmo pasamos al monoteísmo, lo razonable es que sigamos evolucionando a una sociedad laicista, pero ¿nos dejaran? ¿no será que hay muchos gurues con miedo a quedarse en paro? ¿no será que la fe y la "pasta" mueven montañas?

Horrach dijo...

Hola de nuevo, Nano.

Yo no explicaría todo esto a partir de aspectos secundarios, como lo de la industria armamentística (que sí puede haber obtenido beneficios de la escalada bélica post 11-S, pero dudo mucho que haya tenido nada que ver en los atentados) o el provecho económico. Creo que lo esencial en estos casos tiene que ver con algo que el ser humano no ha podido erradicar en miles de años: la necesidad de la creencia. Las formas religiosas de la creencia fueron la base del entramado cultural humano, y poco a poco han ido dejando espacio a otras formas, como por ejemplo las ideologías políticas, más letales todavía. Sin embargo, y a pesar de que han ido siendo algo desplazadas, las religiones como comunidades organizadas alrededor de creencias fuertes y dogmáticas es algo que difícilmente podrá erradicarse. Hay que convivir con ello, creo yo, aunque tratando de evitar que puedan alcanzar el monopolio del discurso público.

saludos

Anónimo dijo...

por favor Horrach yo creía que eras un ser inteligente...Al Qaeda es un invento de la Cia. Por favor lee "Nadie vio Matrix revoluciones" de Walter Graziano, o mira el documental: "Lost Chance"

Related Posts with Thumbnails