miércoles, 3 de diciembre de 2008

IDEOLOGÍA Y CIENCIA

Proceso inquisitorial contra Galileo (1633)

El pasado mes de noviembre se creó en España el proyecto Tercera Cultura, promovido por una serie de periodistas e intelectuales de diverso tipo. Uno de sus artífices, Arcadi Espada, considera que aquello que este grupo pretende es “algo sencillo de decir, pero violentamente subversivo en lugares como España: añadir el punto de vista científico a la toma de decisiones”. Es decir, que la finalidad más importante consistiría en revertir una situación en la que el saber humanista está viviendo, en demasiadas ocasiones, al margen de la evolución del conocimiento científico, separadas ambas orillas por un brazo de agua en apariencia intransitable. El propósito de todo esto es, a mi juicio, positivo y necesario, pues esta iniciativa, aunque tal vez no consiga cambiar totalmente la situación de separación de paradigmas que se da en nuestros días, seguramente conseguirá al menos presentar un debate interesante sobre la cuestión. Este debate sería muy necesario porque, sobre todo en España, se da una situación llamativa en la que sigue funcionando una percepción que ya tiene un pasado muy arraigado, según la cual la ciencia resulta ser más un poder de destrucción que un medio al servicio de la libertad y el conocimiento. A pesar de vivir en sociedades desarrolladas en las que las ventajas científicas son notorias y evidentes, nuestra cultura insiste más en los aspectos negativos y sigue generando, en consecuencia, relatos y representaciones en los que el hombre actual se ve atemorizado por el poder ‘maléfico y totalitario’ de la técnica, en oposición a lo que sucede con respecto a la Naturaleza, que se sigue viendo, en pleno siglo XXI, como una dimensión idílica y liberadora...

(artículo completo en
KILIEDRO)

5 comentarios:

Sr. Verle dijo...

Horach: Como sabe la técnica no es la ciencia. El temor del hombre moderno ha sido a la ciencia aplicada, o peor a su componente ideológico: la tecnología. Temor que condujo a la reverencia que estamos sufriendo hacia el 'Pasado', antrópico incluso idílico, más que a la 'Naturaleza'.
Cultura vs. Naturaleza.

Horrach dijo...

Sí, Verle, sé que la técnica no es la ciencia, pero en el texto recurro al primer término de forma digamos no conceptual, sino más o menos analógica.

Totalmente de acuerdo sobre la reverencia hacia el pasado, aspecto éste que revela lo sometidos que estamos, no a la memoria, sino al mito.

saludos

CitizenPepe dijo...

Estimado Horrach:

Quisiera expresarme con el suficiente acierto como para que este mi comentario quede a la altura de la materia que Vd. hoy alumbra.

Porque éste es el post más importante que Vd puede haber escrito jamás, sin ninguna duda. Añadir el pensamiento científico a la toma de decisiones, a la evaluación de políticas, a nuestra vida cotidiana e íntima en suma, es una tarea formidable, titánica.

Por esto me metí en política, y desde entonces, más lejano se me alcanza el objetivo: subestimé el hecho de que, a fin de cuentas, la naturaleza de las decisiones humanas es totalmente emocional.

Son muy pocos quienes someten su alma a la dictadura de la razón pura (por eso hay tan pocos ateos). Son muy pocos quienes están dispuestos a dudar incesantemente de sus fundamentos y convicciones, por eso hay tan pocos liberales de verdad en la política de este mundo.

La política (y con esto me refiero al gobierno de TODAS las cosas humanas) debería ser una "política basada en la evidencia". Lejos estamos en este país de tan humilde y, a la vez, grandioso empeño. Rige la inconsciencia sanguínea, aquella que hace que abdiquemos de nuestros derechos y libertad para sentirnos confortables en el seno de la manada, bajo el dictado de los líderes, así no hay error posible por que, sencillamente, renunciamos a la elección. Creo que el género humano está biológicamente predispuesto al fascismo ideológico, a los prejuicios y al apriorismo. Solo aquellos cuyo pensamiento e inteligencia roza lo sobrehumano aciertan a comprender la real naturaleza de las cosas.

Así pues, buen intento el de Espada (y me bookmarqueo la web ahora mismo). Aunque, condenado está al fracaso o a un pírrico éxito.

Horrach dijo...

Pepe, hola de nuevo. Lo primero, muchas gracias por sus palabras, es usted muy amable.

El único problema que le veo a los de Tercera Cultura, o a Arcadi en particular, es que hablen de la filosofía (metafísica) como si fuera una materia tan empírica como el periodismo o la política. Las propuestas de Tercera Cultura creo que deben incidir básicamente en la esfera política, que es, como bien dice usted, la que más requiere de una cierta racionalidad y un sentido de lo real. En España sobre todo la política vive entregada a las identidades, es decir, a las emociones más viscerales, y eso nunca es bueno.

saludos

Horrach dijo...

A ver, me dicen por vía interna que este comentario en Kiliedro va destinado a un servidor:

"
La bella Hulda 07 December 2008 14:37
Querido, a ver si te leo más a menudo: rendidamente de acuerdo con tu diagnóstico. Lo extrapolo a mi corral: si me salpimentas el descalabro roussoniano-marxista con una pizca de consciente-subconsciente y trauma paquí-trauma-pallá, nos sale el ungüento preferido de sociólogos, pedagogos, estadistas estadísticos, maestros con depresión, fracasados escolares y otras gentes mal vivir. Y así nos va.
Como dijo aquél: "A correr, que vienen los nuestros"
LbH"

Querida LbH, es que 'tu corral' es un lugar muy particular, jajajaj, en el peor sentido de la palabra. Como le dije de un caso particular, pero me parece que extrapolable a otras muchas situaciones, el panorama se asemeja en cierta forma al que describe Von Trier en 'Dogville'. En fin, que es como para ponerse a temblar.

shalom

Related Posts with Thumbnails