viernes, 16 de noviembre de 2007

LA ALIENACIÓN DE LO PROPIO


"Lo propio tiene, tanto como lo extraño, que ser aprendido. Por eso mismo nos son imprescindibles los griegos. Sólo que no los alcanzaremos precisamente en lo que para nosotros es propio, nacional, porque, como queda dicho, el libre uso de lo propio es lo más difícil".

Friedrich Hölderlin, carta a Böhlendorf (4 diciembre 1801).


"La esencia de la existencia consiste en estar dentro estando fuera".

Martin Heidegger, El origen de la obra de arte.

---------

Nota a posteriori: siguiendo a Hegel en La ciencia de la lógica, lo propio, es decir, lo inmediato, precisamente por su inmediatez, se nos ofrece en una opacidad casi blindada, que sólo puede llegar a comprenderse tras un proceso reflexivo que eleve aquello inmediato (lo propio) a concepto. Para ello hay que desplegar la reflexión en figuras que siguen el mecanismo de interiorizar lo exterior, de la misma manera que la Naturaleza es la Idea en cuanto exterioridad que debe ser desentrañada en su esencia. Lo propio es, por tanto, aquello opaco que no se nos revela de forma directa, sino a través de un complejo proceso de mediación reflexiva. Sólo distanciándonos de lo propio podemos llegar a saber qué es, en qué consiste. Sólo desde el Otro puede articularse un Sí Mismo que tenga conciencia de serlo. Un Sí Mismo que escape a este proceso de salida y separación no será más que la prolongación de aquello que nos ha sido trasmitido en su inmediatez opaca.

(denle a la imagen y verán de cerca la bonita alienación gigeriana)

9 comentarios:

Sera dijo...

Y hay que examinarse desde fuera de tanto en tanto, convertirse uno mismo en el "otro". No sólo para conocerse y convertirse en la medida de lo posible en "objeto" sino para controlar las propias pasiones.

Dejan de morderte cuando las examinas desde fuera. Devienen también "objetos".

Horrach dijo...

Buenas atrdes, Serafín, ¡cuánto tiempo!

Este tema me apasiona, sobre todo visto desde la metafísica (Hegel, Heidegger,...). Toda la lógica hegeliana se basa en este principio, en esta dualidad que debe mantenerse en constante movilidad. El juego de la diferencia y la identidad, el advenimiento/huida de los dioses (Hölderlin, Heidegger),...

saludos

Horrach dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sera dijo...

Esos autores que citas...siempre he tenido la sospecha de que para acceder a ellos necesitas un previo entrenamiento "decodificador".

Y es una pena, porque lo que he podido vislumbar leyéndolos (a través del ojo de una cerradura, como sí dijéramos) me ha parecido absorvente, de tremento interés.

El problema es esa especie de "exigencia iniciática", esa oscuridad deliberada. Ese fatigoso peaje que has de pagar para acceder a ellos y sus ideas.

Aquí estamos de nuevo. Como bloggero ando un poco de capa caída. Esto va por temporadas.

Horrach dijo...

A mí me costaba una barbaridad entender algo, por poco que fuera de estoa utores. Y para poder aprender mínimante los rudimentos necesarios para manejarse en estos temas me han venido de maravilla las clases de Juan Luis Vermal. Sin ellas, sin él, seguiría al margenm de estos temas y autores. Ahora no es que sea un experto, ni muchísimo menos, pero entiendo cosas y, sobre todo, me fascina toda la problemática, y pienso seguir con ella tras la tesis. Con otros autores, incluso de filosofía, uno puede ponerse a leerlos sin tener mucho bagaje previo necesariamente, pero esto no sucede con la metafísica.

Sí, veo que anda parado su blog, El Hexágono de Babel. Una pena, pues es de los que más visitaba cuando hacía escapadas fuera del subsuelo.

saludos

koolauleproso dijo...

¿Quizás vaya a preguntar una tontería, fruto de mi ignorancia?, pero ¿Qué tienen que ver Hegel, Holderlin o Heidegger con "Alien, el octavo pasajero?.
Sácame de esta incertidumbre, por favor, que empiezo a dudar de mis facultades intelectuales, si es que alguna vez tuve alguna.

un abrazo

Horrach dijo...

Lo del Alien de Giger: pensaba en una imagen para expresar de alguna manera esto de la 'interioridad exterior', o del dentro/fuera heideggeriano, y dado que la obra de Giger me interesa mucho, y esta foto del google me parecía muy adecuada, pues la cosa vino rodada.

La película Alien no sé si tendrá mucho que ver con Hegel y compañía, pero la obra de Giger sí que puede tener cierta relación. A ver si algún día se me ocurre cómo expresar estas conexiones y analogías.

saludos

koolauleproso dijo...

Te parecerá el colmo de la ignorancia, pero tuve que buscar en google, para enterarme de quien era el tal Giger (un artista magnífico, constato). De ahí mi desconcierto, creo.

saludos

Horrach dijo...

Es curioso lo que sucede con Giger. Por Alien y Species, yo lo contaba como un artista más o menos conocido, pero con esta exposición me he dado cuenta de que no es así. Mucha gente con la que he hablado desconocía incluso que existiera un pintor y escultor suizo llamado Hans Rudi Giger.

Mi casa ideal estaría decorada con bichos suyos. Las paredes, con los niños mutantes: http://www.hrgiger.com/museum/new_bar4.jpg

Las bóvedas, con formas de huesos: http://www.pixelkill.com/wp-content/giger.jpg

Y los asientos, como el trono este:
http://images.gadmin.ch/22126/images/GruyeresHRgiger2_275.jpg

saludos Koolau

Related Posts with Thumbnails