jueves, 2 de abril de 2009

HOMENAJE A VERMAL

             A él no le gustará demasiado esta entrada, más que nada porque es un hombre discreto y humilde, pero ya no puedo reprimir mi necesidad de ofrecer un pequeño, modesto y cariñoso homenaje a quien ha sido, es y seguramente seguirá siendo uno de mis maestros más importantes y decisivos: el doctor en filosofía Juan Luis Vermal, prestigioso traductor (de pensadores alemanes como Heidegger, Nietzsche, Hegel, Marx, Feuerbach, etc.), apreciado profesor de metafísica en la Universidad de las Islas Baleares (UIB), 'El tigre de la Pampa' para su séquito de fieles vermalianos.
          Vermal es un sabio, uno de esos escasos maestros cuya influencia, que trasciende los meros contenidos de las materias que brillantemente imparte, te cambia la vida, abre horizontes, transmuta perspectivas. Aunque escribe poco -su único libro completo publicado, La crítica de la metafísica en Nietzsche (Anthropos, 1987), es una reelaboración de su tesis doctoral-, en la red se pueden encontrar distintos trabajos suyos, así que aprovecho para dejar aquí cinco artículos publicados por la revista Taula y uno aparecido en Convivium:

Notas sobre la interpretación de Nietzsche de M. Heidegger

La posibilidad de una filosofía primera

La crítica de la concepción idealista del sujeto en La enfermedad mortal de S. Kierkegaard

La cuestión de la intencionalidad en las lecciones de Heidegger en Marburgo en 1925

Verdad y apariencia. Una reflexión sobre Nietzsche y la metafísica

Nietzsche: poesía y verdad

7 comentarios:

Sr. Verle dijo...

Excelente información. Se le agradece.

El Pez Martillo dijo...

Como vermaliano me sumo al homenaje. Como dijo el profesor Marina en la presentación de la conferencia a la que pertenece la fotografía de la entrada, con Vermal aprendí a leer textos filosóficos, hasta el punto de no usar para mis trabajos más textos que los del autor sobre el que versen (salvo algún apoyo que en cualquier caso no permito que silencien la voz originaria).

En fin, imponderable influencia la del profesor Vermal.

Horrach dijo...

La conferencia, Pez, ¿fue en noviembre del 2007, no? Pues estoy de acuerdo en lo que dijo 'nuestro' José Antonio Marina: Vermal enseña a leer filosofía, que no es poco, al margen de las distintas interpretaciones que se hayan hecho sobre los autores en cuestión.

Más gente agradecida con Vermal la podemos encontrar en el líder del grupo musical Antònia Font, Joan Miquel Oliver, que estudió filosofía unos años antes que nosotros, y que, además de convertirlo en protagonista de su novela, dijo esto sobre Vermal en una entrevista en La Vanguardia:

"¿Quién le gustaría ser un ratito?

Mick Jagger: ¿cómo debe de ser eso? ¡O Juan Luis Vermal, mi profesor de metafísica en la universidad! Pero creo que entonces me estallaría la cabeza en cinco minutos.

¿Y eso?

Aquel hombre podía tirarse dos horas hablando de Heidegger con aquella profunda voz... Yo, fascinado, no entendía nada, y me preguntaba cómo sería tener todo eso en la cabeza y entenderlo... ¡Seguro que me saltarían los ojos del cráneo!".

El Pez Martillo dijo...

Precisamente Oliver aparecerá con su nuevo trabajo un día de estos por mi blog. Le enlazaré con la entrada.

Jaimito dijo...

Sr. Horrach: perdone que cambie de tema, ¿conoce usted la obra del oscuro poeta venezolano José Antonio Ramos Sucre (1890-1930)? Creo que le intereserá, pues su conciencia del mecanismo sacrificial y lo que conlleva (teoría girardiana) es asombroso. Le remito a un excelente blog donde se trata bastante el tema:

http://ramossucreana.com/

Le dejo también un poema como muestra:

LA VENGANZA DEL DIOS

El desafuero de los habitantes afeaba la fama de aquella tierra amena, vestida de flores, rota por manantiales ariscos, amada por la nube de gasa y el sol paternal. Tenía el nombre de una piedra rara y al mar de tributario en perlas.

El Dios velaba el crimen de los hombres en el inmerecido país, y quiso el nacimiento de un mensajero de salud y concordia, lejos de ellos, en la más umbría selva. Nace una noche del seno de una flor, a la luz de un relámpago que pinta en su frente luminoso estigma. Crece al cuidado de las aves y de los árboles y al apego de las fieras.

Aquellos hombres reciben la misión de virtud con atrevimientos y excesos y pagan al enviado con trance de muerte ignominiosa. El Dios los castiga engrandeciendo la riqueza de la tierra que mancillan. La nutre de tesoros fatales que son desvelo de la codicia, que dividen al pueblo en airados bandos de ricos y de pobres. Los nuevos dones infestan de odios vengativos y pueblan con huesos expiatorios.

Lauren Mendinueta dijo...

Tu homenaje está muy bien, y la música sublime. Felices Pascuas

Horrach dijo...

Jaimito, disculpe el retraso, se me pasó su comentario: pues no conozco la obra del autor que cita. Investigaré.

Lauren, igualmente, felices pascuas.

Related Posts with Thumbnails