lunes, 29 de septiembre de 2008

LA LENGUA SAGRADA


Hoy en día en España están muy presentes, sobre todo en la vida política, dos interpretaciones opuestas sobre el valor substancial que se le da a una lengua, es decir, sobre cuál es su sentido y sus consecuentes atribuciones. Por una parte, están aquellos que consideran que las diferencias que se dan entre lenguas no representan esencialismos de ningún tipo, sino que tienen una naturaleza contingente. En este caso, las lenguas serían simples herramientas de comunicación; tienen una funcionalidad, pero no relación alguna con un determinado espíritu colectivo, con una identidad entendida en sentido esencialista. Por otra, nos encontramos con los que defienden una interpretación de naturaleza romántica (en el sentido ‘herderiano’) del determinismo lingüístico, es decir, de la llamada ‘hipótesis de Sapir-Whorf’, según la cual la lengua materna de cada hablante determina su forma de pensar y de ver el mundo; es decir, la lengua es aquel elemento fundamental que estructura el pensamiento de cada individuo. La lengua alcanzaría, según esta interpretación, un valor absoluto y una consideración casi sagrada, al ser la base y el estandarte de un proyecto identitario, lo que relegaría a un lugar secundario aspectos distintos pero relacionados, como el de los derechos ciudadanos...

(artículo completo en KILIEDRO)

26 comentarios:

Lauren Mendinueta dijo...

Muy buen artículo. Me gusta esta manera da abordar el tema de las lenguas, se siente muy objetiva. Un abrazo

Horrach dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras, querida Lau. La idea era esa, intentar ser objetivo al máximo, aunque los resultados luego siempre salen a mu manera.

Para que te hagas una idea de cómo se las gastan ciertos nacionalistas en Mallorca, en este caso los del Lobby per la independència, mira como tratan a mi amigo Juan Luis Calbarro. Alucinante:

http://www.lobbyperlaindependencia.org/webl2/noticia.php?paramNotid=8296&paramCategoria

besos

THE MAD SANMAN dijo...

Sr. Horrach,

Mi opinión respecto al fondo de la cuestión que plantea Calbarro me la reservo para el próximo encuentro que mantengamos usted y yo, que no sólo de arte vive el hombre...
Juan Luís no es amigo mío en absoluto, no le conozco directamente, pero ante todo significaría que sus palabras son sensatas y argumentadas. De todos modos y aunque no fuera así el trato vejatorio e insultante de quien publica su artículo entre descalificaciones e impertinencias ya desacredita cualquier posible razón de ser que tengan esos comentarios.
Citando a Charles de Gaulle "patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás pueblos es lo primero", y no me cabe duda de que por desgracia tenemos en Mallorca gran cantidad de nacionalistas y muy pocos patriotas. El ecosistema social (balear, nacional y/o mundial) está en manifiesto desequilibrio debido a la falta de gente comprometida, que no anteponga sus intereses personales a las causas comunes. En cambio, debemos conformarnos con la carencia de valores, nula dialéctica y escasa imaginación de nuestra clase política actual, y peor aún, de quien quiere y no puede alcanzar ese estatus de poder y se consuela utilizado "su nacionalismo" como arma arrojadiza ante cualquier desafío intelectual a su peculiar cruzada. "Jo som tan mallorquí com el que més" y no tengo ninguna necesidad de descalificar a quien no piense como yo.
La cuestión lingüística es una causa que partió desde un claro desequilibrio en la balanza en el siglo pasado, y ahora se plantea que lo que debe hacerse es poner todos los pesos en el otro plato, como si eso pudiera solucionar los años de represión que vivieron generaciones previas a la democracia, y que el uso de una sola lengua mayoritariamente en nuestras escuelas aporta algún hipotético valor añadido que yo nunca he entendido sobre un bilingüismo o trilingüismo...
Se trata de un cáncer que se extiende y aqueja a parte del pensamiento contemporáneo de nuestras islas, como en tantos otros sitios, y que a mi modo de ver involuciona con el paso de los años hacia formas cada vez más primitivas de expresión.

Sr. Horrach, una vez más reciba un cordial saludo y mi más sincera enhorabuena por el trabajo que realiza con su blog.

El Pez Martillo dijo...

Buen artículo, Horrach. Desde la perspectiva de alguien que se sitúa en el momento en que las cosas empezaron a cambiar (mi educación lingüística empezó con el catalán como dialecto del castellano y terminó con sociolingüística politizada), no creo que estas cosas hagan ningún bien al catalán. A todos aquellos a quienes consigan adoctrinar y adocenar puede que algo les funcione, pero desde luego que entre los demás provocan el rechazó más absoluto, haciendo que gente que en otras circunstancias no tendrían ningún problema en aprender catalán y usarlo, se nieguen a hacerlo. Este efecto paradójico de las políticas lingüísticas no parece que lo vean los que las promueven, y en mi opinión se acaba generando una especie de escisión, una Arcadia en el ámbito administrativo (donde todos acabarían usando la lengua catalana por conveniencia) y luego la sociedad "real", mucho más heterogénea y difícil de "domar" (aunque con tiempo y paciencia, todo se pueda alcanzar).

A pesar de todo, servidor lleva años sin escribir en catalán, hasta el punto de que dudo que pueda escribir correctamente (gramaticalmente, es una lengua endiablada que siempre se me atravesó en la escuela).

De todos modos, eso de utilizar las lenguas con fines políticos nunca me hizo gracia, y es una de mis principales acusaciones contra el nacionalismo, la de intentar capitalizar algo previo a ellos y que pertenece también a otros.

Saludos.

Horrach dijo...

Hombre, querido Sanman, hola de nuevo. Y hablando de encuentros, es cierto que hace tiempo que no nos vemos las barbas, y eso estaría bien que cambiara. Sobre todo porque ahora que ya tengo carnet puedo acercarme más fácilmente a cierta localidad del Pla de Mallorca, ya me entiende.

No conocía la cita de De Gaulle, que está muy bien, así que gracias. Aunque no practico ni siquiera el primer caso, pero está claro que es mejor que el segundo. En toda esta cuestión de la lengua se da la misma circunstancia que sucede en el caso del feminismo-machismo, pues se pretende arreglarlo todo con las políticas de 'discriminación positiva', que sólo tienen sentido en determinadas circunstancias y, sobre todo, aplicadas en concretísimos y delimitados espacios de tiempo. Pero seguimos en la dinámica neandertal de 'darle la vuelta a la tortilla', nada más.

Amigo Pez, merci. Precisamente los nacionalistas no se dan cuenta (creo) del efecto paradójico de las políticas lingüísticas que han puesto en marcha, porque fans de lo suyo desde luego no van a encontrar muchos, al contrario, pues con sus maneras agresivas y coaccionadoras lo único que conseguirán es que cada vez más gente les haga frente.

shalom

ximo brotons dijo...

ya hablamos largo y tendido de esto durante este verano. además, después lei a Pinker y trata sobre esto del lenguaje. me gustaría haber leido o leer algún día "La llengua maltractada" sobre el tema del catalán, no de su imposición o represión, sino de su estatus, un poco lo que ya mencioné, el hecho de que en realidad como lengua con gramática es de finales del siglo XIX (con la peculiaridad, si se quiere, de tener una literatura medieval, pero que tampoco tiene mucho que ver con dicha gramática, ocho siglos después), y el hecho de que dicha gramática no se limite a normativizar o estandarizar, sino que de algún modo crea una neolengua en un contexto europeo por cierto hipernacionalista que lleva a la primera guerra mundial, y luego al totalitarismo.

sea como fuere, vuelvo a dejar el enlace de mi libro sobre la democracia, descargable en Bubok (me han enviado ya los 100 ejemplares que me he autopublicado y la edición ha sido excelente). ¡ya está a la venta!

http://www.bubok.com/libros/2042/idea-tragica-de-la-democracia-para-una-ciudadania-caosmopolita

Horrach dijo...

Hola Ximo.

Sí, ya hablamos de este tema y la verdad es que no quiero ponerme con el mismo demasiado pesado, pero tampoco es cuestión de dejarlo.

Gracias por el enlace, ya lo recibí por mail. Mi enhorabuena.

shalom

Al59 dijo...

Tertium datur, creo yo. Es cierto que la Realidad, entendida como el conjunto de palabras con significado, es idiomática, distinta para cada tribu —y también es verdad que cada lengua tiene su punto, su musicalidad (traten de imaginar un cantaor flamenco expresándose en alemán, o a Mallarmé en griego antiguo). De ahí no se sigue que la identidad idiomática sea central respecto a nada, ni mucho menos que haya que ofrecerle en sacrificio la libertad de nadie. Me da la sensación de que la cruzada contra los nacionalismos periféricos, necesaria por otra parte (es decir: preferible esa reacción defensiva, aunque tenga sus defectos, a la rendición), ha llevado a muchos a asumir una actitud roma sobre las lenguas (en plan Arcadi Espada: cuantas menos lenguas, mejor) que no es de recibo.

Horrach dijo...

Hola Alejandro, com anam?

Arcadi es un tipo brillante, pero tiene una tendencia irreprimible a caer en determinadas exageraciones. Lo hace, no sólo en esto que dices de las lenguas, sino también con la filosofía, por ejemplo, concretamente con los llamados 'posmodernos', con los que Arcadi & co. se encuentra en abierta cruzada. No salva nada de ellos, todo le parece denunciable, y ese punto de vista, creo yo, es un gran error.

shalom

CitizenPepe dijo...

Horrach, saludos de nuevo. Magistral la exposición del estado de la cuestión lingüística en la España de hoy.

Abundando un poco en el tema, donde dice Vd. "...según la cual la lengua materna de cada hablante determina su forma de pensar y de ver el mundo; es decir, la lengua es aquel elemento fundamental que estructura el pensamiento de cada individuo. La lengua alcanzaría, según esta interpretación, un valor absoluto y una consideración casi sagrada, al ser la base y el estandarte de un proyecto identitario, lo que relegaría a un lugar secundario aspectos distintos pero relacionados, como el de los derechos ciudadanos" Yo argumento: existen muy numerosos ensayos y estudios científicos de psicología conductista, antropología y psiquiatría, que estudian esta cuestión, refrendándola. El problema reside, creo yo, en el otro aspecto, en el de "la construción de una identidad individual y colectiva" el 'útero patrio'. Creo que en España el problema deriva precisamente de lo expuesto por pericay: hace falta construir una identidad nacional sea como sea. El caso es que, esta identidad construida (en el caso de los "països catalans") es mas falsa que un duro de seis pesetas. En mi caso, ibicenco catalanoparlante, viví el inicio de la normalización como una especie de degradación del dialecto ibicenco del catalán hacia una forma neutra y amorfa. La introducción de TV3, fue una gran jugada del catalanismo y es la piedra angular de su política (no tan solo lingüística) pero si defender esa identidad consistía en ver "Dallas" doblada al catalán, esa identidad es tan falsa y ajena como la anglosajona que subyace. De hecho, no hay ningún poeta o escritor catalán contemporáneo que sea capaz de rescatar o emular si quiera la poesía y el imaginario de las glosas populares (mallorquinas, ibicencas o valencianas).

Ese es el verdadero dilema. Como dice Boadella "no hay nada que se parezca más a un catalán que un español". Esto es intolerable a todas luces para el nacionalismo político, pero incapaces de rescatar la verdadera y esencial "cultura matriz", se han inventado una nueva de chirigota.

Con esto quiero decir, y termino, que el argumento de los derechos individuales, con todo y ser estrictamente correcto a la luz del derecho natural, puede ser contraargumentado con todos estos ensayos y estudios que le mencioné. El otro, el de la falsificación de la identidad pancatalanista (que, esencialmente era una identidad española) es el que estos catalano-abertzales no pueden replicar...Pero este otro detallito se contraargumenta con todos los años de represión lingüística del franquismo.

Unas personas como mis abuelos o los suyos, Horrach; serían incapaces de comprender los conceptos que subyacen debajo de cualquier telediario catalán de hoy. Esto no sucede con el castellano (aún).

En fin, salud y saludos a la parroquia.

Celebro (y no se por qué, no me extraña nada) que sea Vd. un aficionado al noble deporte del Rugby. (Admitirá conmigo que jugar un buen partido era mejor que el sexo).

Horrach dijo...

Buenas madrugadas, Citizen.

Vaya, así que usted es ibicenco, no lo sabía. No sé si leyó el otro día que he estado unos días por su tierra.

Según los nacionalistas, su 'proyecto de construcción nacional' no pretende inventarse nada sino recuperar un pasado que fue eliminado por ciertos 'invasores'... pero, claro está, todo esto es una milonga, pues ese pasado o es idelizado o directamente inventado. La cuestión objetiva es que se está tratando de construir algo que no es ni ha sido nunca, el famoso "fer país" del infame Jordi Pujol (estoy con Arcadi en este tema: ¿por qué se sigue hablando tan biend e Pujol en círculos no nacionalistas, cuando es en realidad uno de los principales responsables del problema actual?). Se trata de llegar a algo, un punto del discurso nacionalista, y las medidas para elolo cada vez son más agresivas.

Sobre la cita de Boadella, voy en una línea parecida: nada hay más parecido a un nacionalista catalán o vasco que un franquista. La misma furia, el mismo odio, la misma sinrazón, etc. Es más, creo que hoy en día, cuando el nacionalismo español no es (afoprtunadamente) el que fue, hay más nacionalistas vascos y catalanes que nunca. Si España fuera la de la "una, grande y libre" seguro que estos se apuntarían al carro. (no recuerdo bien si era Ortega y Gasset el que defendía algo similar)

El rugby me gusta, como he contado aquí, desde 1995 cuando el mundial de Sudáfrica, pero ha sido estos dos o tres últimos años en los que se ha convertido en el único deporte que puedo soportar. Por cierto, que este noviembre se anuncia interesante, con las giras que harán por Europa los cocos del hemisferio sur: Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia. El rugby tiene algo que está a años luz de cualquier otro deporte, a mi juicio.

shalom

CitizenPepe dijo...

Pues sí, el rugby es especial, pero esto se lo explicaré en el post correspondiente.

Si vuelve Vd. a visitar la isla hágamelo saber (lo mismo digo si me paso yo por Mallorca y tengo tiempo, se lo comunicaré por mail). Nos tomaremos unas cañas UPyDeras.

En cuanto al catalán moderno yo le llamo para resumir "el Catalán de SonGoku". Queda todo dicho.

koolauleproso dijo...

Ya sabes del "sarpullido" que me entrada cada vez que oigo la palabra sagrado, asociada frecuentemente al término nación. Sabes que creo que la mayoría de los conflictos linguísticos se podrían resolver con dosis de buena voluntad, en vez de poner siempre por delante la esencia de la dichosa nación, el dichoso dios de cada cual. En tu tierra, como la mía se produce un curioso fenómeno de "paletismo", si se me permite el "palabro" cuando se reinvindica como propia una lengua (el mallorquín) que a cualquiera se le parece al catalán como dos gotas de agua. Tres cuartos de lo mismo ocurre en Asturias con el castellano y el bable (una lengua "simpática" pero sin los suficintes factores diferenciadores de la lengua matriz).

Horrach dijo...

Ese es el problema, Koolau, que se hable de esencias en el tema de las lenguas. Lo empeora todavía más que a esas esencias vayan asociados unos determinados derechos.

El tema del mallorquín: bueno, la verdad es que en Mallorca conozco a poca gente que defienda seriamente que el mallorquín es una lengua distinta del catalán. Lo que sí se defiende más (y yo me incluyo en este grupo) es que el catalán estandard, en su función 'normalizadora', se cargue a registros dialectales, como el mallorquín entre otros.

shalom

Miquel Joan dijo...

Això demostra cap a un agrena vostè perquè no es queixa del mateix quan es tracta de la "normalització" del español, que te moltíssims dialectes més que el català.

Horrach dijo...

Senyor Joan, benvingut al subsol.

Resulta que el castellà actual no discrimina tant els seus dialectes com fa el català, que ha convertit sa seva versió estàndar en una cosa pràcticamente sagrada, com dic a s'article.

shalom

Miquel Juan dijo...

Per afirmar aquestes coses fan falta proves i per això jo n'hi donaré una però en sentit contrari: un 90% dels castellanoparlants (dels famosos 400 milions) pronuncien el fonema fricatiu interdental sord (cirio, zapato, ciencia) com si fos sonor (sirio, sapato, siensia). Els únics que el pronuncien acostat a l’estàndard són els parlants del centre y el nord de la península, molt minoritaris en comparació en la resta dels parlants. Hi ha cap queixa? Se’ls ha passat pel cap als membres la RAE adequar l’estàndard a la realitat? I si no és així, perquè ho han de fer els altres?
M’agradaria saber quines formes genuïnes mallorquines, segons vostè, són les que la “normalització” s’ha carregat. Ja les vaig trobar a faltar al seu comentari del Manifiesto.
Qapla’

Horrach dijo...

Vol, proves, senyor Juan?, donc n'hi donaré una altra, precisament sobre això que diu: l'estàndar català el que fa és reprimir ses variacions dialectals que no coincideixen amb els seus criteris, és a dir, s'intenta que tothom xerri i escrigui amb l'estàndar. Això no passa al castellà, perque, encara que hi ha un estàndar (com és inevitable), aquest no mutila ses variants dialectals. En el cas que cita, els castellanoparlants que utilitzen el fricatiu interdental sonor ho poden seguir fent sense coaccions de cap tipo, no com succeeix amb el cas del català.

Com dic a s'article, hi ha moltes paraules catalanes que, debut a sa seva proximitat amb sa forma castellana equivalent, s'han anat eliminant del llenguatge. També passa això amb determinades paraules típiques del dialecte mallorquí, com cà, arena i barco.

Encantat de que articles com el meu li toquin els collons, senyor Miquel Joan.

shalom

Miquel Juan dijo...

Benvolgut,
Els seus articles no em toquen el que no sona. Són les idees amagades davall les seves opinions i la falta de proves clares en els seus escrits em que em pica.
Per exemple aquesta darrera cosa que diu no és cap prova, és només una idea, seva, personal, sense res que la demostri. Personalment no sé com funciona el raonament filosòfic però en general en les ciències és demanen proves i vostè continua sense aportar-ne. Això, que el català fa reprimir les seves variacions dialectals i el castellà no, està molt bé, és una idea entenedora però no és més que això. Com ho pot demostrar? Quins elements del sistema lingüístic vulgar –allò que parla la gent del carrer- són reprimits? Quines paraules? Quines construccions? Això fa falta que ens digui. Fins aleshores tot el que diu és totalment subjectiu i indemostrable.
Com pot dir que l’estàndard català és sagrat? Com ho demostra? (veu, moltes idees però poques proves). El català estàndard és sagrat a l’escola, als instituts a les universitats així com ho és el castellà, o és que durant tota la seva etapa educativa li varen ensenyar a dir “bocao”, “asao”, “siencia”, “démesela”, “la pego una bofetada”, etc.? Si així és ja em dirà a quins centres educatius va anar perquè seré el primer a denunciar la incompetència dels seus professors de castellà.
Per altra banda i seguint en l’exemple del fonema fricatiu interdental sonor m’agradaria fer-li una observació: l’ha sentit mai a un presentador del Telediario, o de les notícies de Antena 3 o fins i tot de Canal Sur? Hi ha cap presentador radiofònic destacat que hi pronunciï les s? Hi parlen Indiana Jones, Darth Vader o Travis Bickle quan els han doblat al castellà? No, no i no. I perquè? Perquè això és estàndard. I de la mateixa manera que això no fa que la gent perdi “bocao”, “Madriz”, “ehcursión”, etc., el català estàndard no fa que es perdi el la llengua el “lo”, l’article salat i tots els castellanismes que hi vulgui afegir (bueno, pues, “entonses”...). Però això és el que parla la gent del carrer i l’altre és el que de parlar la gent que te un cert càrrec o una certa feina com determinats funcionaris, mestres, professors, presentadors de
I de les paraules que diu que s’han eliminat del llenguatge crec que ho hauria de investigar millor. No sé a quina realitat alternativa, univers paral•lel, línia temporal o subsòl viu però crec que li convendria sortir-ne un poc més perquè tant “arena” com “ca” són formes genuïnes i totalement vives en la parla popular i, fins i tot,en el nivell estàndard. “Barco” no és ni ha estat mai una forma catalana genuïna igual com “bueno”, “bones tardes”, “pues”, etc. paraules totes elles que tenen el seu equivalent català (mallorquí si vol) Que la gent les usi no vol dir que siguin genuïnes com no ho són self service (autoservicio), jacuzzi (hidromasaje), doping (dopaje), testear (probar)i d’altres.
Esperam amb devoció una llista de paraules del “dialecto mallorquín, por ejemplo, del que están siendo extirpadas expresiones tradicionales por mostrar un parentesco con la forma castellana”. No basta dir-ho, és necessari demostrar-ho.
Per cert, la formar “buscar” és àmpliament usada al principat i fins i tot, llevat del nostre dialecte, és la recomanada (http://esadir.cat/lexic/entrades/cercar/view?searchterm=None). A més a més, miri per on, surt al DIEC justament igual com la forma “firmar” i “faltar”. Si no les usa és perquè no vol.

Horrach dijo...

Senyor Miquel Juan.

Per criticar es meu article vosté només agafa sa part final del mateix. Interpreto que sobre lo anterior no hi té res a dir.

En quan a lo que diu vostè: jo lo que faig són interpretacions de coses demostrades, no per jo, que no soc filòleg, sino per gent especialitzada com pot ser, per exemple, el senyor Xavier Pericay. Als seus llibres hi trobarà probes suficients que demostren el que dic a s'article.

Sobre el tipo de llengua que s'utilitza als 'telediarios': no sigui manipulador. Vosté s'està referint a programes de televisions espanyoles, i al territori espanyol s'utilitza majoritàriament es sò 'z' i no el 's'. Als informatius d'altres paisos de parla castellana sa cosa canvia. Per això dic que sa pluralitat en aquest sentit està més respectada als territoris de parla castellana.

Sobre el final de sa seva contestació: el problema és que només s'asimilen al llenguatge català estandar els neologismes que no tenen res que veure amb el castellà. Amb els que tenen una ltre origen no hi ha cap problema. Si vosté no hi veu en això una tendència fòbica anticastellana és que hi està tan aficat que s'ha quedat cego.

shalom

Miquel Juan dijo...

El seu article es basa en opinions poc demostrables i les idees que jo pugui dir sobre el contingut bàsicament seguiran el mateix camí. Altres persones (Moreno cabrera, Melià Garí... ) ja han dedicat el seu temps i esforços a criticar i destapar el que realment hi ha davall el Manifiesto dels trons. Jo m’estim més criticar o donar voltes a coses demostrables però si vol li puc fer algunes consideracions sobre la resta de l’article com per exemple, creu que hi ha una correlació entre aquelles persones que creuen que les llengües són simples eines de comunicació o no i la llengua que utilitzen? És a dir, creu que els castellanoparlants consideren més que la llengua és simplement una eina que els catalanoparlant? O que els angloparlants consideren més la llengua com una eina que els castellanoparlants? Perquè si fos així podríem establir una hipòtesi curiosa. Jo en tenc una però encara no la he experimentada i per tant, m’estim més no parlar-ne.
M’estim més parlar de les dades i de les proves. Ja em corregirà però al llibre de Pericay no hi ha cap referència a les paraules “mallorquines” que, segons vostè, el català ha fet desaparèixer. Potser ho he mirat malament. Som el primer que escolt i llegesc a la gent especialitzada però no me’n refii tot d’una, sobretot quan ells mateixos diuen que canvien de pensament perquè són despitats, perquè no han obtingut el reconeixement que cercaven.
Pel que fa a la llengua dels telediaris no he manipulat en cap moment, no em menystingui. Si s’hi fixa bé també he parlat de Canal Sur i, per Tutatix, allà la majoria son ben “andaluses”! Si no li acaba de fer aquest exemple n’hi ha d’altres que ocupen més territori, lingüísticament parlant, i que no sentirà mai de un presentador: emmudiment de la /d/ de la terminació –ado, el laisme, la aspiració de la /s/ implosiva (mohca), etc.
Finalment pel que fa als manlleus el català té moltes paraules acceptades i completament normatives provinents del castellà: afició, monyo, curandero, tensar... I sobre els neologismes perquè s’han de adaptar de la forma castellana i no de la forma original? Perquè hem de dir “renta-vaixelles” (lavaplatos traduït de dishwasher) si podem dir “escuradora” (màquina que escura, verb genuïnament català)? Això no és fòbia això és la millor adaptació tenint el compte els elements del sistema lingüístic i, justament, el sistema lingüístic del castellà és el que s’allunya més del de la resta de llengües romàniques. Perquè ha de seguir el català els passos del castellà si la majoria de llengües romàniques van en sentit contrari? Si fins ara s’han seguit les mateixes solucions és perquè un sistema ha dominat a l’altra i per a adaptar nous elements s’ha hagut de passar pel sedàs del castellà.

Horrach dijo...

Vostè lia ses coses, senyor Miquel Juan. Jo no identific el tema de la 'sacralitat' o no de les llengües amb els seus parlants, sino amb determinades postures polítiques. És a dir, que no dic que tots els que xerren català tenguin un punt de vista esencialista sobre sa seva llengua. Lo que dic és que sa postura del nacionalisme català sí que té aquesta postura esencialista, que no és lo mateix. O vosté no sap llegir i té molt mala fe (o potser ses dues coses).

Sa qüestió dels termes mallorquins que es català estàndar intenta eliminar no surt al llibre de Pericay, sino que aquesta informació me la va donar ell mateix en una consulta personal. Si vol bibliografia en aquest sentit li puc demanar.

Vostè és un clar exemple del problema del que tracto a s'article, és a dir, que el seu punt de vista és el d'aquelles persones que veuen sa qüestió de ses llengües (sobre tot e lo que té a veure amb ses relacions castellà-català) d'una manera beligerant i antagònica, és a dir, com si es donés una guerra entre una i altra i, per extensió, entre els parlants d'una i de l'altra.

shalom

Anónimo dijo...

Començaré pel que de veres importa: si al seu article al Nickjournal hagués posat aquests exemples que el senyor Pericay li donà personalment la meitat de les meves crítiques no tendrien sentit. Haver començat per aquí! Un bon científic (diu que fa una tesi, així que supòs que sap el que és ciència) no ha d'amagar idees (a no ser que vulgui inflar el seu currículum amb un altre article) però el que encara ha de fer menys és amagar exemples.

Jo no “lii” res, si de cas “embolic”, però ni això. Vostè no identifica la “sacralitat” o no de les llengües amb els seus parlants sinó en determinades postures polítiques. Me pareix molt bé. Jo ni identific però si que relacion determinades postures polítiques amb determinats grups de parlants o exactament en parlants que parlen una llengua determinada: en temes lingüístics serà més “obert” (és a dir, considerarà que les llengües són meres eines) un angloparlant que un castellanoparlant i aquest serà més “obert” que un catalanoparlant. Perquè? Perquè la llengua del primer és més poderosa i “útil” que la del segon, i la del segon és més poderosa i “útil” que la del tercer. Gràcies a Déu sé llegir i, a més a més, això em permet tenir la que vostè tracta com “mala fe” i que jo veig com saber llegir entre línies.

Així i tot no gos a caracteritzar-lo com vostè, agosaradament, fa amb mi. Si de qualque cosa som exemple és de persona que no coincideix amb vostè. I punt. La resta són boxades seves.

Miquel Joan

Anónimo dijo...

Ara veig que vaig badar: és a Kiliedro no a Nickjournal. Coses que passen

Horrach dijo...

Sí, encara que al Nickjournal va sortir abans una cosa, més reduida, sobre es Manifest.

shalom

Armando Bohoyo dijo...

Hola Horrach !
Artículo muy certero.
Saludos

Related Posts with Thumbnails