martes, 22 de abril de 2008

EL SUBSUELO


¿Qué es el subsuelo? En primer lugar, el subsuelo es el lugar (físico o mental) en el que vive el hombre del subsuelo, que ya sabemos lo que es. Conocemos para qué sirve el subsuelo, pero seguimos sin saber lo que es.

Un paso (no) más allá: el subsuelo es el lugar de las raíces, el espacio cloacal donde viven las ratas, donde reina la suciedad, el estiércol, lo instintivo. El subsuelo es silencioso. Es el lugar del que apenas nadie quiere hablar, sobre todo el hombre del subsuelo.


En el subsuelo se mira para arriba. Su plaza es la superficie, allí donde reinan las dualidades metafísicas. Pero en el subsuelo no hay dualidades, sólo el barro que les da forma.

Del subsuelo nadie puede salir. Nadie quiere salir.

(imagen: Luis Felipe Noé)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, como el mismísimo Infierno.

Jaimito

Sr. Verle dijo...

Horach:
No pude leerle en el NJ. Me parece que a su 'fármaco' le faltaba la acepción platónica ('Fedro', creo) de veneno, además de cura, tal y como recogen versos de Hölderlin. Y más en concreto, la reflexión de la grafía, la escritura [y ahora la computadora], como veneno (farmacós) de la memoria verdadera de los hombres. Frente a la oralidad homérica dejando 'escritos' los recuerdos, no haría falta guardarlos en la memoria personal y auténtica. Y así se escribiría la historia como relato.
Respecto al subsuelo, si le interesara otro enfoque, como parte del 'espacio', le sugiero una visión más topológica de las relaciones no métricas entre 'posiciones': dentro- fuera, sobre-bajo, etc. (algo de 'analysis situs' de Leibniz, ver Serres).
Un saludo y disculpe tanto desorden.

El Pez Martillo dijo...

En el subsuelo se pueden encontrar tesoros, pero hay que cavar mucho y pringarse a base de bien.

Pau Llanes dijo...

Hola, horrach... venía yo a visitarle y le leo críptico... Una pregunta: ¿en el subsuelo vive ese ser de voz como gorgotean las cañerías estancadas? ¿Hasta allí fue escapando de la mirada del testigo?... Qué terrible ser feo además de cobarde... Un abrazo... Pau

Horrach dijo...

Sr Verle, le conesto lo mismo que a Pau Llanes: este texto procede de una comunicación que tiene por tema precisamente la cuestión del 'phármakon', es decir, el veneno/remedio. Lo del pharmakos es sólo la parte final, aunque para esta ocasión algo modificada.

Umm, me interesa Serres, he picado alguna cosa interesante de él. Sobre el tema del espacio, tengo pendiente el libro de Bachelard, que imagino conoce.

Amigo Pez, el subsuelo es una tumba. Lo bueno que se pueda encontrar en él no lo disfrutará quien lo haya encontrado.

Pau, también le veo algo críptico a usted. Pero no acabo de entender por donde va.

saludos subsuelíticos

Aker dijo...

Me gusta el artículo de hoy y me gusta el tema. La obra citada de Bachelard (La Poética del Espacio) llega muy lejos. El del 'espacio' es también el tema central de la mayoría de los poetas de este mundo (ejemplos extremos: Aleixandre y Valery, poetas del espacio).
El subsuelo es el espacio aparte. Es una mina. La topología se convierte en arma imprescindible, porque el subsuelo es oscuro, está cruzado por nudos que se resuelven o no, que permiten o no el paso. El conocimiento radica en el subsuelo. En el subsuelo el único objeto de conocimiento es el subsuelo. Y hay silencio porque el subsuelo es irrepresentable (como Hades, el invisible). Es una tumba, pero sin muerto dentro. El subsuelo es la caja que guarda el gato de Schrödinger. No podemos abrirla.
G. Luri, me atrevo a saludarle si de verdad anda por esta subpágina.
Saludos oscuros.

Aker

Horrach dijo...

Buenas madrugadas, Aker, y gracias por su comentario. Sólo una discrepancia: no creo que en el subsuelo el único tema sea el subsuelo, sino que sucede al contrario. La psicología subsuelítica descrita por Dostoyevsky hace que este personaje muestre una cierta lucidez a la hora de analizar la superficie, mientras que es la ceguera la característica de su relación con lo que le es más cercano, en este caso el subsuelo.

saludos

Agreg... dijo...

Horrach, otra vez, si le interesa el asunto de la espacialidad/arquitectura del “subsuelo” desde un prisma actualizado y convergente con el mundo habitacional donde alojan los seres del subsuelo proyectados en su propia especialidad arquitectónica., dele una miradita a Edwards Soja quien parte conceptualizando a Henri Lefebvre y el asunto de los espacios sociales sometiendo de picada a Foucault y su hetereopología trialéctica. El libro de Soja es el “Tercer espacio” (“Thirds Space"). El subsuelo de Soja es un reflejo especular-cóncavo donde mapea la espacialidad moderna. Es obra, sin duda menos poético que el trabajo de Bachelard pero aplicable a la producción/manipulación de espacios pos-modernos y su actual significado social.

La Perse dijo...

El libro de Bachelard mola, justo lo leo estos días... Es algo así como la sublimidad de la cursilada, como hacer fenomenología de los ositos de felpa... Y tiene algunas ideas muy potentes. ¿He dicho ya que mola? ;)

Horrach dijo...

Agregado, gracias por su recomendación.

Perse, bonita, recuerdo que el libro de Bachelard me lo recomendó una persona muy cercana a usted. A bote pronto, el capítulo que me parece más sugerente es el 9, 'La dialéctica de lo de dentro y lo de fuera'.

Escribo telegráfico, pero es que he llegado reventado a casa.

saludos

Sr. Verle dijo...

Horrach; La recomendación del Agregado referente a Soja es muy interesante. Gracias A. por recordárnosla.

Related Posts with Thumbnails