lunes, 31 de marzo de 2008

EL CALVARIO DE LOS PADRES DIVORCIADOS


Cuánto más conozco sobre casos de divorcios más asombrado me quedo. Después de años de omertá, se nota que la triste situación del colectivo de padres separados empieza a tener cierto eco en nuestra sociedad, pues cada vez se publican en prensa más reportajes sobre sus desventuras. Este domingo, el Diario de Mallorca publicaba un reportaje estremecedor. En él tres padres divorciados, muy perjudicados por las actuales leyes y por la actitud de sus ex-mujeres, cuentan su historia personal. Tres relatos de terror, en suma. Cuesta creer que se deje caer en el abismo a miles de personas cuyo único crimen es el de ser un hombre divorciado. Ya me referí en este blog a padecimientos similares (la ley de maltrato) hace unas semanas, y este reportaje da una imagen más amplia de la situación. Si tienen un rato, échenle un vistazo a la noticia, que no tiene desperdicio. Lovecraft y Poe mezclado con un poco de free cinema.

En un recuadro de la noticia (que no aparece en la web del periódico) la responsable de la comisión de Familia del Colegio de Abogados, Regina Vallés, pone el dedo en la llaga de la ley del maltrato doméstico: "se ha criminalizado la discusión en el matrimonio". Explica luego cómo en muchas ocasiones se acusa a ex-maridos de agresiones verbales (que, no lo olviden, en el caso del hombre suponen delito, mientras que en el de la mujer sólo se considera falta) con el fin de imposibilitar, entre otras cosas, la custodia compartida. En esos casos el padre ya no puede ir al (ex-)hogar familiar por culpa de la ley de alejamiento. Dice Vallés: "he visto casos de recoger y dejar a unos niños en una comisaría de Policía". Aspectos de la famosa ley que tenía que acabar con la violencia doméstica y que probablemente haya multiplicado los conflictos.

Pero lo peor de la noticia tiene que ver con el Lobby de Dones ('dones' es 'mujeres' en catalán), una asociación feminista local que, como se lee en otro recuadro de la noticia (tampoco incluido en la web del DM), acusan a estos padres divorciados de ser unos 'resentidos' y, ojo al dato, de estar "más preocupados por su situación personal que por ejercer responsablemente la paternidad" (Esperanza Bosch). Es decir, que estos padres no son más que unos egoístas que tienen la increíble osadía de no querer vivir debajo de un puente. Pero la retórica ultra-agresiva del Lobby (para que luego acusen a otros de resentimiento...) no se queda ahí, hay más todavía. Tras acusar a los padres divorciados de 'justificar' casos de violencia contra las mujeres, dejan una máxima para el mármol de la historia: "un hombre que quiere a sus hijos no pleitea con su madre" (Francisca Mas). ¡Caray! Al parecer, lo que hay que hacer para ser legales es imponer, cueste lo que cueste, la voluntad de la madre. Y el padre que ni siquiera proteste si no quiere ser acusado de maltratador, machista-leninista o miserable falocéntrico.

18 comentarios:

Aton dijo...

y dicen que la mujer es el sexo debil, pero si ahi maneras de que le haga miserable la vida al hombre tan facilmente... que como hombre te sientes intimidado.

CRIS dijo...

Asi como el Apartheid fue finalmente arradicado, tenia que ser España, como no, país especialista en resurgir de leyes y hechos absurdos, quien tenía que recuperar del ostracismo dicha ley para cambiarla en éste caso dándole un tono sexista e imponerla en nuestro país como novedosa, justa y equitativa, cuando se trata como en el primer caso de discriminación pura y dura. Antes era por color y ahora por sexo.

Un abrazo Horrach,

Cris

Horrach dijo...

Hola Aton, bienvenido al subsuelo. Bueno, la mujer, aunque a veces tengo la sensación que es el verdadero sexo fuerte, no es ni el fuerte ni el débil. Al menos no puede serlo legalmente; no es de recibo que un sexo tenga un trato en el código penal y el otro tenga uno totalmente opuesto. Esto es una democracia y eso sería intolerable. El problema es que mucha gente que dice ser demócrata está encantada con esta legislación, y encima se ponen como motos cuando alguien protesta.

Hola de nuevo, Cris. El problema es cuando se pretende llevar a cabo una 'vuelta de la tortilla' a una situación concreta. Es cierto que la mujer ha estado sometida durante siglos, pero las cosas no se solucionan imponiendo leyes injustas que invierten el foco de dominio. Pasar de proteger al hombre a proteger a la mujer no es la solución; además de las injusticias que provoca una medida así, hay que tener en cuenta que invertir una estructura de dominio lo único que hace es que ésta perdure aunque invirtiendo el sentido de la inclinación de los polos.

saludos

Horrach dijo...

Se me olvidaba. Ayer vi por casualidad unos minutos de un programa de IB3, el debate presentado por Nadal Suau (un tipo con nivel y sensibilidad). Se trataba la cuestión de la mujer en nuestra cultura (dato interesante: para ilustrar el sojuzgamiento de la mujer a los de IB3 no se les ocurre otra cosa que poner una película de hace 50 años...). Pues resulta que entre los contertulios se encontraba esta señora del Lobby citada en la entrada, la tal Bosch (la del rencor/paja, que ve en los demás pero no en sí misma, claro). Me dejó estupefacto el nivel lamentable que tiene esta señora a la hora de debatir y argumentar. También que no dejara hablar a los que disentíam de ella. Qué nivel, Maribel.

Del debate sólo se salvaban el moderador, Suau, y Rosselló, que hizo algún apunte sobre la impresentable ley del maltrato doméstico.

CRIS dijo...

Hombre Horrach, conociéndome habrás entendido que mi anterior mensaje no era si no una crítica al sistema. Discriminar sea por la razón que sea me parece lamentable, y de muy poco nivel encefálico. Pero ese es el puro retrato de nuestro país.

Slds

ximo brotons dijo...

supongo, horrach, que habrá recibido mi artículo para kiliedro y lo habrá reenviado.

sostengo una tesis no sé si muy empírica: la Contrarreforma en España fue "lo progresista" en aquel momento. mutatis mutandi, seguimos siendo la reserva espiritual de Occidente, "la vanguardia de la izquierda" en el mundo, "el país más igualitario", etc.

El Pez Martillo dijo...

Lo que yo digo: muchas de estas feminazis, creyendo luchar contra el sistema, lo están retroalimentando. Un hurra por ellas!!!!

Horrach dijo...

Cris, estamos de acuerdo. Dar la vuelta a la tortilla no cambia la estructura de dominio, sólo se intercmabia la posición de sus extremos. De perseguir a la mujer ahora se pasa a lo contrario.

Ximo, tu artículo ha sido recibido y también reenviado a los mandamases de Kiliedro. Imagino que ya le dirán cosas ellos mismos.

¡Amigo Pez, cuánto tiempo sin verle! La Bosch esta creo que me suena. ¿No tendrá que ver con un Observatorio de la UIB?

saludos

Aton dijo...

Gracias por la bienvenida, pero vaya que tienen razon tu y cris, se deberia de hacer algo con ese sistema que aunque sea españa, pienso yo casi donde quiera puede haber similutes o ser lo mismo.

¿Que se le puede hacer?

Leo.

Horrach dijo...

Una pregunta, Aton. ¿Cómo está la legislación en México sobre el tema del maltrato doméstico y los divorcios? En España se han sobrepasadao límites fundamentales para un estado de derecho democrático.

gracias y saludos

femme fatale infiltrada dijo...

Vaya sorpresa al leer hoy tu blog... Yo soy una víctima por dos veces de la violencia de género, y digo de género porque no podemos centrarnos en la violencia hacia la mujer: muchos hombres sufren y padecen también maltratos de sus parejas.
Como están hechas las leyes de este país, parece ser que la beneficiada siempre es la mujer. Yo creo que en estos casos, la justicia debería ser más subjetiva, y digo bien: se deberían estudiar los casos uno a uno, tener en cuenta muchas cosas que se pasan por alto, y debo añadir que aunque físicamente las mujeres seamos el sexo débil, desgraciadamente las hay que se aprovechan de ello y hacen la vida imposible a sus parejas (o ex-parejas) y a todos los familiares que también sufren... sobre todo si hay hijos de por medio.
En fin, podría estar horas hablando sobre el tema, pero prefiero simplemente añadir que estoy de acuerdo con tu opinión expuesta en el blog. Incluso en las noticias encontramos siempre casos sobre violencia contra la mujer, y no se da importancia ninguna a la violencia contra el hombre. Para reflexionar...

Horrach dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Horrach dijo...

Hola de nuevo, femme fatale. Caray, no sabía nada de lo suyo. Espero que lo haya superado. Un abrazo.

De este tema es muy difícil decir algo sin romper huevos, y sin que alguien se sienta agredido o molesto. Es normal, pero si de verdad queremos reducir problemas solucionándolos y no aumentarlos, deberíamos analizar las cosas con tranquilidad y sobre todo con objetividad. Ya apunté en la entrada sobre la ley de maltrato que una cosa son los maltratos reales y otra los inventados, que siempre van en la línea de sacar tajada en los procesos de divorcio. De las denuncias falsas, precisamente, las que salen más perjudicadas son las verdaderas maltratadas, cuyos casos quedan atascados en la maquinaria judicial (más ahora con la huelga que nunca se acaba).

El problema de la actual ley (prefiero no llamarla de género, porque en esta acepción se da implícitamente una condena tácita a todo el género masculino) es que, como ya he dicho, pretende corregir un problema empírico de forma idealista, tirando de posturas esencialistas, según las cuales las mujeres son siempre inocentes y los hombres siempre culpables. Una simple y automática inversión de la estructura patriarcal/machista que todos conocemos. Pero así no se solucionan las cosas. Como bien dice usted, querida Femme, hay que analizar cada caso en su especificidad, y no pretender aplicar un molde esencialista a la realidad, porque nos vamos a encontrar, en ese caso, con más problemas de los que ya tenemos. Mujeres muertas por sus parejas, por un lado, y hombres encarcelados por denuncias falsas.

besos

Pau Llanes dijo...

Me demoré, horrach, lo siento... En general estoy de acuerdo, ya sabe, contra todo fanatismo y talibanismo... Aunque suene un tanto incorrecto politicamente, yo juego en este sistema con sus reglas: un ser humano, un voto... todos iguales juridicamente y con los mismos derechos... estadísticamente, laboralmente y fiscalmente, todos por igual... No me gustan ni las discriminaciones positivas ni negativas... Ni la genérica presunción de cupabilidad... Y menos la corrpción del sistema, sea por réditos económicos o electorales... En cuanto al poder, soy paradójico... A mí no me importa nada, pero nada, que las mujers, como género, asuman todo el poder... pero manteniendo la igualdad de derechos ciudadanos... Le adelanto que estoy más a favor tal como han ido las cosas a una Matria (ensayo que estoy escribiendo hace tiempo) que a una Patria... No sé si me he explicado... A veces añoro aquellas benditas palabras en la teoría y pura palabrería en la práctica de " a cada uno según sus necesidades, de cada uno según sus posibilidades"... pero no pudo ser... así que ya le digo que juego a este sistema, pero que no me marquen las cartas, que no me vengan con ventajas de unos o de otras, o me culpabilicen sólo por mi sangre y mi esperma... saludos... pau

Horrach dijo...

Hola Pau. No te preocupes, que tenemos todo el tiempo del mundo.

El problema de esta cuestión, y de muchas otras en España, es que a poco que critiques una postura inmediatamente se te endosa el paradigma contrario. Es decir, que si se critica aspectos del feminismo o de las leyes que hacen referencia al maltrato o al divorcio ya se le mete a uno en el saco del machismo retrógardo y cosas peores. Esto delata una incapacidad muy grave para debatir con un mínimo de racionalidad sobre nada. Enm este país, a casi todos los niveles, se acaba siempre imponiendo la lucha de esencialismos y dogmatismos. En una discusión o debate, por tanto, no pretendemos llegar a conclusiones razonadas, sino que nuestra única finalidad consiste en imponer nuestro paradigma, sea éste el que sea. De esta manera de enfocar las cosas creo que nos delata la situación política actual.

saludos

agreg.. dijo...

Hola a todos, he leido con atencion vuestras observaciones sobre padres abusados y femenicidios… arguyo que la mujer mata y castiga mucho más que el hombre pero por vía PROXI …. Por esa razón la visibilidad del crimen femenino que afecta a hombres es el doble de las cifras nacionales de cualquier pais…

Horrach dijo...

Hablando de comparaciones con las cifras de otros países, llama la atención, por delatador, lo poco que se señala que en los países escandinavos, donde la mujer lleva más tiempo con derechos y libertades, las cifras de maltrato doméstico, sobre todo de muertes de mujeres, sea más elevada que en países habitualmente considerados como más machistas como es el caso de España. Como digo, no se quiere ir a la raíz del problema, y se trata de solucionar todo con criterios esencialistas.

saludos

Anónimo dijo...

LA CIVILIZACION CRETENCE ERA MATRIARCAL PERO NO TAN PERVERSA
ESTA CLARO QUE NUESTROS MUSCULOS MAS FUERTES NO NOS DAN INMUNIDAD CONTRA LOS IMPROPERIOS INSULTOS Y APELATIVOS POCO DECOROSOS QUE ELLAS NOS PROPINAN CUANDO SE ENOJAN
SI GRITARLES ES DELITO TAMBIEN ES EL MISMO DELITO QUE NOS GRITEN
SI DEBEMOS OCUPARNOS DE LAS TAREAS DOMESTICAS Y LA CRIANZA DE LOS NIÑOS TAMBIEN PODEMOS HACERLO SI NOS DIVORCIAMOS

NO ENTIENDO PORQUE ELLAS DEBEN TENER LA CUSTODIA Y ADMINISTRAR EL DINERO DE LOS NIÑOS QUEDARSE DON LA CASA Y DEJARNOS CUANDO QUIEREN VER A NUESTROS HIJOS CUAL SI FUERAMOS UN TIO QUE LOS LLEVA AL ZOO
ASI COMO VAN LAS COSAS SI DESEAMOS HIJOS QUE NO NOS QUITEN HAY QUE TENERLOS ALQUILANDO VIENTRES
Y LAS RELACIONES CON MUJERES SOLO OCASIONALES OBVIO HABLANDOLES CON SUSURROS
OTRA ALTERNATIVA ES SER GAY UNA PAREJA GAY COMO AMBOS SON HOMBRES SERAN LOS DOS TRATADOS IGUALITARIAMENTE

Related Posts with Thumbnails