lunes, 13 de agosto de 2007

EL OFICIO DE VIVIR


Buen momento el del Via Crucis veraniego para recordar al escritor y suicida Cesare Pavese (1908-1950), al que únicamente conozco por sus diarios, precisos y terribles. El oficio de vivir los tituló. Creo que llegó a entender bastante bien en qué consistía el tenebroso oficio vital, pero ese conocimiento no le sirvió a él, sólo a sus lectores. Aquí unas muestras:


"Nadie se mata por el amor de una mujer. Uno se mata porque un amor, cualquier amor, nos revela nuestra desnudez, miseria, enfermedad, nada.

El arte de vivir es el arte de saber creer en las mentiras.

No nos liberamos de una cosa evitándola, sino sólo atravesándola.

Cuánto más determinado y concreto es el dolor, más se debate el instinto de vida, y cae la idea del suicidio.

Dicen de las mujeres temerosas de dios que son santurronas, pero la libertad de espíritu les sirve a las otras simplemente para subir el precio.

Llorar es ceder al mundo, y reconocer que se buscaba un provecho.

La vida no es búsqueda de experiencias, sino de nosotros mismos".

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Por curiosidad: ¿qué dice el diario el día de su muerte
o el inmediatamente anterior?

El Anónimo.

Horrach dijo...

Pues ahora mismo no lo sé porque no lo tengo a mano, pero lo comprobaré. El ejemplar que leí de 'El oficio de vivir' es de la biblioteca, ya que en mi librería me dicen que la edición de Seix Barral está agotada.

Por cierto: el título del libro me parece soberbio.

Anónimo dijo...

Pues ya que menciona el título a mí me recordó a lo que decía Sexto Empírico en "Contra los matematicos": un arte de vivir no es posible. Tal vez si me pusiera a leerlo encontraría una confirmación de ese aserto.

El Anónimo

Horrach dijo...

Precisamente no estimula mucho el afán de vivir leer estos diarios de Pavese. A mí me sirven pero porque las divagaciones pesimistas me reconfortan, y en el caso de Pavese eso se cumple con creces.

saludos

Anónimo dijo...

Y enlazando recuerdo con recuerdo su último mensaje me trae a la mente algo que dijo Nietzsche: el que se desprecia a sí mismo se aprecia en cuanto despreciador.

Tal vez Pavese muriera cuando dejó de despreciarse. Habrá que echarle un vistazo.

El Anónimo

die toten milikiten dijo...

Por curiosidad: ¿qué dice el diario el día de su muerte
o el inmediatamente anterior?

El Anónimo.

---------------------------------
18 de agosto

"Siempre sucede lo más secretamente temido.
Escribo:Oh Tú,ten piedad.¿Y después?

Basta un poco de valor.

Cuanto más preciso y determinado es el dolor,más se debate el instinto de vivir,y se debilita la idea del suicidio.

Parecía fácil,al pensarlo.Y sin embargo hay mujercitas que lo han hecho.Hace falta humildad,no orgullo.

Todo esto da asco.
No palabras.Un gesto.No escribiré más."
------------------------------
Hola Horrach,magnífico post el de hoy.

Saludos

Anónimo dijo...

No señores. Cesare Pavese no murió. Sigue vivo y se dedica a la canción. Ahora se llama Batiatto, Franco Battiato.

¡¡¡Cómo nos ha engañado a todos, hasta que vi la fotografía del blog!!!

Antígona dijo...

Contundentes y sabias todas y cada una de las citas. Compraré el libro cuanto antes. Así que gracias por este descubrimiento, interesante donde los haya.

¡Un beso!

Horrach dijo...

Hola a todos.

Muchas gracias por la aportación, Milikiten. Tremendo el texto, y además incluye una de las frases de la entrada. Yo pensaba en una anotación algo más intrascendente, como esa famosa de Kafka al iniciarse la guerra del 14.

ahh, y las felicitaciones al tío Cesare, que ha escrito casi toda la entrada.

Pues sí que se parece Pavese a Battiato. El criterio a la hora de escoger la imagen consistía en que fuera alguna que no me sonara demasiado. También le pega un aire a De Niro, sobre todo al de 'Érase una vez en América'.

saludos

Anónimo dijo...

¿Conoces a Baltasar Gracián? ¿Me extraña que no hables de él? El gran habitante del subsuelo en lengua española, jesuita amargado, "un pecho contra el río..."

Horrach dijo...

Pues a Gracián nunca lo he leído. Sólo algún breve fragmento, nada más. Pero me apunto la recomendación. A pesar de que tengo una lista de espera larga, si lo calificas de 'subsuelítico' eso le hace subir muchos puestos.

Gracias y saludos

koolauleproso dijo...

Siempre he sentido fascinación por los suicidas: En contra de cierto preensamiento "jesuítico", tener la entereza moral de dar ese último salto hacia lo único irreversible, siempre me ha parecido de un rigor, consecuencia y entereza moral admirable. Ayer mismo nos encontramos ante el suicidio de un fanático iluminado como Xirinacs. El personaje, al que dedico la última entrada de mi blog,nunca me gustó. Sin embargo, esta consecuente y diggna manera de quitarse de en medio, me parece una pirueta final, que lo justifica, y podríamos decir que "alva", en el aborrecible sentido cristiano de la palabra.

koolauleproso dijo...

Perdón, salva, no alva; y digna, no diggna. No se que me pasaba en los dedos hoy

Horrach dijo...

Hola Koolau.

A mí también me interesan mucho los suicidas, aunque no sé si su decisión de finiquitarse es tan admirable. Parece que en muchos casos no es fruto de una decisión razonada, sino un impulso determinado por otras causas.

Creo que era Juan Bonilla el que colocaba los libros de autores suicidas en estanterías especiales. A veces tenía que ir cambiando los libros de una estantería a otra, cuando un autor vivo se suicidaba.

saludos

Horrach dijo...

ahh, el caso de Xirinachs. Vomitivo era el personaje y vomitiva la escenificación de su suicidio. Peor todavía el coro de los nacionalistas tras su muerte.

koolauleproso dijo...

Si has leído la penúltima entrada de mi blog, la "autobiográfica", habrás constatado que yo también aborrezco a los nacionalismos (todos, sin salvar ni uno), pero este fanático, por lo menos tuvo un acto de, podríamos decir, consecuencia intelectual final, que en cierto sentido le dignifica

Horrach dijo...

Sí que he leído tu texto, pero no me convence lo de que su suicidio tiene algo de digno. Para mí un suicidio me parece algo respetable si tiene un sentido personal, que sólo implique al finado. Pero si con su suicidio lo que pretende es acusar a otros o hacer victimismo con causas ideológicas eso ya me parece más discutible. En este caso sólo me parecería respetable si la situación del Xirinachs de turno tuviera que ver con una situación objetivamente insoportable, como la de los judíos bajo el III Reich, por ejemplo. Pero ese no era, ni por asomo, el caso que vivió Xirinachs, al contrario (recuerdo su autodefinición de 'amigo de la ETA'). Por tanto, su suicidio no me merece respeto alguno; si acaso sólo ha sido una prolongación de su personalidad perturbada.

Pero, repito, que para mí esto no tiene que ver con el suicidio de Pavese. Nada que ver.

saludos

Horrach dijo...

He vuelto a coger el libro de Pavese en la biblioteca. Precisar sólo que se suicida 9 días después de escribir la última anotación, colgada aquí por Milikiten. Se mató con una sobredosis de somníferos en el hotel Roma de Turín, el 27 de agosto de 1950.

Jarttita. dijo...

A ver si actualizamos!!!.

Que tus fans tienen hambre de cultura subsuelítica.

Horrach dijo...

Hola fan, jajaja, Tal vez mañana, Jart, que estamos en verano y yo ya tengo bastante con sobrevivir al calor.

La Vitriolaca dijo...

me alegra pensar que Pavese no se quedó en el olvido... les dejo una entrañable frase suya...

"Pasaba la tarde sentado ante el espejo para hacerme compañía..."

Related Posts with Thumbnails