martes, 29 de mayo de 2007

LA MOMIA IRT-HOR-RU


Primer plano del rostro envuelto en pergaminos del joven egipcio Irt-Hor-Ru, convertido prematura y anacrónicamente en momia hace unos 2.000 años y que descansa en el antiguo recinto del Seminario de Palma. La muerte velada por el cristal y por el pergamino. La muerte como presencia (una presencia macabra). Me ha sucedido en diversas ocasiones que me impresiona más ver la figura cubierta y opaca de un cuerpo muerto que los rasgos concretos y definidos del cadáver. Es como si lo simbólico tuviera un mayor alcance para mí, un poder intimidante más profundo. Y como lo simbólico tiene una esencia sustitutoria (también proyectiva), tal vez perciba en el despersonalizado cadáver un asomo del Yo, que ve abrirse ante sí el hueco insondable de lo tragado por aquello que no podemos nombrar. Como si el cristal no fuera otra cosa que un espejo. Algo así.

(Para quien tenga ganas de regodearse en lo macabro, la imagen también puede ampliarse notablemente si se 'clicka' sobre ella)

8 comentarios:

Jarttita. dijo...

Horrach, sería posible fotos de los pergaminos?, Tengo curiosidad por los idiomas muertos..

HOLLOWAY_GIRL dijo...

El cristal refleja, que es lo que se percibe?.....talvez invisible a la luz de la retina.
Un rostro en paz o amordazado?
Distintas impresiones, percepciones, sensasiones.

Perdón por la intromisión, saludos

Horrach dijo...

Jart,

sólo tengo dos fotos más del museo: otra de la momia, con el sarcófago en primer plano, y la de la vitrina con varios ejemplares de la Torah. Si quieres te las paso por mail, que ya no voy a colgarlas en el blog.

Holloway Girl,

nada de intromisión, un placer que se pase usted por el Subsuelo.
Recuerdo que me impresionó mucho ver la escena de las muertes de niños en 'El dulce provenir' del gran Atom Egoyan, donde éste no se regodeaba mostrándonos el momento de las muertes en primer plano, ni tampoco los cadáveres. Pero un plano más o menos lejano, de los bultos muertos cubiertos por mantas me impresionó como pocas escenas en cine me han impresionado. Como esas imágenes del 11-M en las que decenas de cuerpos permanecían ocultos dentro de las bolsas negras. Como ese accidente de tráfico en julio de 2000 (recuerdo bien la fecha porque dos días después casi me mato en accidente de moto) en el que murieron unos 16 chavales de no sé qué escuela en la península.

saludos

El Pez Martillo dijo...

La muerte tiene algo de velo, de cubierta, de venda que oculta algo que no podemos ni siquiera vislumbrar hasta que no hemos traspasado su umbral. Tan es así, que cubrimos los cadáveres, en parte por la impresión que nos provocan, la de enfrentarnos a nuestra propia mortalidad, y en parte para distinguirlos de los vivos. Para señalar que están ya detrás de ese velo, que ya han dejado de estar aquí.

Mi experiencia con cadáveres es algo amplia, y debo reconocer que lo que menos me gusta es tener que rellenar sus orificios con algodón (porque con la relajación muscular, tienden a salir fluidos por todas partes). Lo que más me impresiona es llenarles la boca. Es perturbador sentir que no oponen ninguna resistencia a algo que de ordinario resultaría angustioso que nos hicieran.

Jarttita. dijo...

Joe pez.....me ha dejado usted con la boca abierta. No me cuente esas cosas!!.

Horrach sí, por favor..

Horrach dijo...

Joder, amigo Pez, qué macabro lo que cuenta. Hay que reconocer que usted tiene mucha experiencia en el terreno que narra. La verdad, no me cambiaría por usted; no creo que soportara su trabajo.

Cubrir, incluso cubrimos las lesiones que no queremos ver. Cuando tuve el accidente que dije ayer, la primera pareja que se paró a ayudarme me taparon la rodilla abierta, chorrenado sangre y con el fémur fuera, con una manta para no tener que soportar una visión tan desgradable. No me taparon la herida, sólo se protegieron de una visión que no deseaban soportar.

Soni Jartt, descuida, que ahora te paso las fotos.

saludos

Sera dijo...

Ignoraba la existencia de este museo. A mi la Biblia me parece un texto fascinante. Hasta el punto de que casi merecería la pena un viaje a las Islas sólo para visitarlo.

Mi tenue egiptología me ha hecho preguntarme una cosa ¿En el 2100 a de C ya eran decadentes las momificaciones?

Horrach dijo...

Hola Serafín.

Coincidio contigo en lo apasionante del mundo bíblico, a todos los niveles.

Sobre la datacaión de la momia..., me he equivocado en las fechas: no es del 2100 a.C., sino del 100, época en la que las momificaciones ya no eran habituales. Es decir, que la momia tiene unos 2000 años.

saludos

Related Posts with Thumbnails