viernes, 31 de mayo de 2013

CONTRAFÁCTICOS SIMÉTRICOS

Night of the hunter (1955)

En un mundo tomado por La Crisis, en el que las discusiones enconadas se han convertido en algo habitual, cobra importancia algo que llamo 'contrafácticos simétricos'. Es decir, establecer ejemplos comparables a lo que se está tratando, y sobre lo que se están manifestando juicios determinados, aunque cuente con la característica de pertenecer a un bando o esfera diferente. Parecerá una tontería, pero esta estrategia acostumbra a servir para poner sobre la mesa tendenciosidades o intereses sectarios, y con ello desenmascarar la supuesta legitimidad de ciertas posiciones. No se trata de incurrir en el tan practicado 'y tú más' (que está precisamente al servicio de la fijación de las creencias propias), sino de exigir a todo el mundo, ellos y nosotros, tú y yo y el de más allá, que a la hora de valorar una cuestión se utilice un mismo criterio, firme y riguroso. Porque lo habitual es encontrarse con gente que defiende un criterio en un caso y otro radicalmente distinto en una situación muy similar (con la única diferencia de que afecta a otro bando) y conmensurable; reflejo de la pasión antagónica que retuerce argumentos e ideas en beneficio del dogmatismo, el discurso sofístico de aquellos que en el camino de búsqueda de la verdad prefieren detenerse para apuntalar la identidad propia (sea religiosa, política, filosófica, etc).

2 comentarios:

Davis Grubb dijo...

Fuimos, bebimos y vencimos.
Nos tomamos una a su salud, como estaba prometido. En Gales por aquello de lo oval.

Me tomo la libertad y le dejo el enlace de lo jugado.

Saludos.

Johannes A. Von Horrach dijo...

Gracias Davis Grubb. un saludo

Related Posts with Thumbnails