miércoles, 2 de febrero de 2011

APOLONIO DE TIANA

Estatua que representa a Apolonio de Tiana, no a Enric Juliana

El periodista Enric Juliana ha publicado hoy mismo en La Vanguardia un artículo en el que cita a René Girard (concretamente el caso de Apolonio de Tiana planteado por Girard en su obra Veo a Satán caer como el relámpago) con la intención de apuntalar su discurso de absoluta y comprometida defensa de Cataluña y del modelo autonómico vigente. Como soy un estudioso de Girard en el sentido estricto del término (otra cosa es que de la tesis  que estoy intentando finiquitar salga una porquería), me he sentido autorizado a contestarle en el espacio de comentarios que incluye para ese menester La Vanguardia. Pero como no sé si podré superar el filtro del moderador (últimamente parece que no tengo suerte con los censores, sobre todo si estos son nacionalistas), copio aquí mi comentario:

"uyuyuy, señor Juliana, qué victimista interpretación se ha sacado de la manga. Me siento autorizado a rebatirle, ya que estoy ultimando una tesis precisamente sobre Girard. Porque se podría hacer exactamente la interpretación contraria a la suya, pues el nacionalismo, en este caso catalanista, si se ha caracterizado por algo es por su fobia exacerbada a todo aquello que huela a 'castellano'. Que una ideología que se sustenta sobre la demonización del otro para apuntalar su identidad recurra al victimismo es algo muy paradójico, aunque a la vista está que se hace todos los días, y usted es el último de la lista en tales manejos.
Más: el 'café para todos' puede verse como ejemplo de deseo mimético pero no como usted lo presenta, porque la característica primordial del deseo según el otro es que se pretende alcanzar una diferenciación arbitraria. No se busca la igualación (caso que plantea usted, erróneamente), sino una diferencia artificial y fetichizada que busca el conflicto con un antagonista odiado/amado.Por tanto, 'girardiana' sería la comunidad que quiere ser-otra-cosa, no la que únicamente busca igualarse, café mediante. Sin rencores: le recomiendo que relea a Girard.
saludos".

Como allí contaba con una excesiva limitación de espacio, prosigo aquí, que para algo tengo barra libre. 

Juliana se preocupa visiblemente por incluir unas dosis de erudición en su artículo, pero realmente eso no oculta, aunque lo pretenda, que se vea obligado a capitular cuando recurre al joker satánico por excelencia de la clase periodística (hermana siamesa de la política) catalana: Aznar. Pero evidentemente que Aznar diga A o B no entraña que tenga razón o que esté equivocado por sistema. Ser aznarista o antiaznarista tiene algo básico en común: considerar al ex-presidente en una clave sagrada, como reflejo sin matices de la verdad (por cercanía en un caso, por lejanía en el otro). Pero, como siempre, hay que analizar cada caso más allá de las habituales idolatrías intelectuales, y en la crítica al vigente Estado de las Autonomías (al margen de la crítica de Aznar, que no he analizado en profundidad) se pueden incluir muchos elementos de peso, de base objetiva y comprobable, con datos y estadísticas, etc. No se trata necesariamente de una furia arrasadora e irracional que pretenda liquidar a los catalanes o a toda autonomía 'histórica', que es lo que parece sugerir Juliana. Más bien consistiría en introducir una serie de modificaciones (como se está haciendo en otros ámbitos del Estado) necesarias para hacer más llevadera la convivencia general y rebajar el desbocado gasto estatal. Sin embargo, este periodista demuestra haber aprendido poco de Girard, al necesitar de cara a la elaboración de su argumento ('Catalunya no se toca') de un descarado chivo expiatorio personificado en la figura de José María Aznar, con el que identifica toda crítica (quedando así convenientemente satanizada) que se le pueda realizar a la Generalitat de Cataluña o a algunos aspectos del sistema autonómico. De manera que es él quien acaba confundiéndose con Apolonio de Tiana, aunque no parezca darse cuenta. Pero es lo que tiene el pensamiento identitario, que recurre a todo lo que encuentra a mano para seguir con su tarea, aunque lo utilizado en este caso (la interpretación girardiana del caso de Apolonio de Tiana) sea una crítica al propio pensamiento identitario y excluyente.

No hay novedad alguna en lo escrito por Juliana. Bueno, sí, que lee a Girard, aunque lo haga de forma apresurada e interesada. Es el mismo discurso de siempre que grotescamente trata de disfrazar el hecho de que una de las regiones de Europa que cuenta con mayor nivel de autonomía se queje constantemente de lo mal que la tratan.  

18 comentarios:

koolauleproso dijo...

Una pregunta ingenua ¿qué es eso de autonomías históricas? ¿es que hay algo en la esfera de lo humano que no lo sea? No digo ya que todas las autonomías sean históricas, es que todos los países son "históricos".
Precisamente, prescindir de la Historia y pretender explicar cualquier fenómeno humano al margen de ella (utilizando generalmente términos absolutos como dios, patria, etc...) es la causa de todos nuestros pesares.

koolauleproso dijo...

Y en cuanto a las disgresiones del periodita Juliana sobre Aznar, ocuparse se las "teorías" políticas de unos personajes tan mediocres intelectualmente (pero con tan suculentas retribuciones no se sabe a cuento de qué, no me resisto a meter la "coletilla" quizás demagógica) como nuestros ex-presidentes de gobierno-Aznar y González, sí, ellos dos- más vale no reparar siquiera en opiniones que no merecen la pérdida de nuesreo tiempo en analizarlas.
Y el periodista, por supuesto, tampoco escapa al alarmante clima de mediocridad que domina nuestra vida pública

El Doble dijo...

Interesante, indiscutiblemente tendré que acercarme más a los escritos girardianos. Por cierto, cada vez que alude a su tan ponderada tesis sobre Girard, siento cada vez más cerca la hora en que la pueda tener ante mis ojos para leerla y fraguar así un equilibrado juicio sobre Girad a través de quien de él ya tiene nociones claras.
Esperamos...

navarth dijo...

Corríjame Horrach, pero yo diría que el pharmakós no tenía por qué ser un lisiado, y que su relación con el ostrakon se reduce a que ambos tienen una k.

En general todo el artículo tiene el estilo general de Juliana, es decir, mezcla churras y merinas sin ton ni son, con un tono que pretende ser perspicaz a la vez que mesurado (no es, obviamente, ni lo uno ni lo otro).

Por cierto, la parte de “veo a Satán…” dedicada a Apolonio de Tiana, que Juliana dice haber leído con tan escaso aprovechamiento, es magnífica. Me resulta especialmente interesante cuando Girard individualiza el momento decisivo de lanzar la primera piedra, que es, precisamente, cuando el hombre se convierte en masa. Es el paso más complicado de dar, pues el que lo realiza aún carece de modelo. Abrazos.

Horrach dijo...

Koolau, para gente con las ideas de Juliana, las 'comunidades históricas' son aquellas que tuvieron estatutos de autonomía en la 2ª República, o sea, Euskadi y Cataluña (no sé si Galicia también, no estoy muy puesto en este tema). Por eso reniegan del 'café para todos', porque implica que al menos formalmente se pone a todas las regiones al mismo nivel, aunque en la práctica no ha sido así, porque Navarra, Euskadi y Cataluña han obtenido mayores ventajas.

En cuanto a Aznar, que está en una dinámica francamente preocupante (más que con Apolonio de Tiana yo lo compararía con Arnold Schwarzenegger), creo que tiene derecho a opinar sobre la funcionalidad del Estado actual, pues su labor de 8 años al frente del Gobierno le permite un conocimiento del tema. Otra cosa es que, por lo general, sus análisis pequen de cierto simplismo y tendencia sectaria.

Doble, la tesis avanza, ya llevo unas 350 páginas escritas, aunque me falta todavía 1/4 de tarea, además de reescribir parte de lo hecho y pulir bastante. A finales de primavera creo que podrá ser.

Amigo Navarth, lo habitual era que el pharmakós tuviera algún tipo de tara física, pero en la práctica entraba de todo (eso sí, siempre eran seres 'distintos' o 'inferiores'), podía ser un mendigo, alguien sin familia (así se evitaba la venganza), alguien de extrema fealdad, un borracho, alguien de 'viles ocupaciones', etc. Todo lo que se saliera de las características de la 'buena sociedad'.

La institución del ostracismo, evidentemente, no tiene nada que ver. Bueno sí, que es un ritual expiatorio, en este caso librado sin muerte, y declarado contra un político relevante. la finalidad era que nadie pudiera enseñorearse del poder y aprovecharlo para mantenerse en él. En la práctica, el ostracismo se utilizaba de forma muchas veces histérica o gratuita, como recurso de la asamblea para dirigir su resentimiento ante políticos brillantes.

saludos a los tres

Horrach dijo...

ahh, Navarth, se me olvidaba lo de la 'primera piedra': de ahí la famosa frase evangélica de Jesús fijando la responsabilidad del primero que la lance contra la víctima. Un pasaje fascinante y originalísimo hasta ese momento, mostrando el mecanismo de la violencia colectiva, en el que basta un solo chalado para que la masa siga su ejemplo lapidador sin remordimientos. No me extraña que Girard considere a los Evangelios como un auténtico tratado del deseo mimético. un abrazo

INTELBOOK dijo...

Creo que hay que estar muy ciego o muy fanatizado para no ver que en España el estado de las autonomías es un insulto a la inteligencia, a la ciudadanía y un robo descarado.

Empecemos porque tenemos un ESTADO-DIOS, con una estructura de Santísima Trinidad (central, autonómico y municipal), que en comparación con las más que discutibles ventajas que aporta al ciudadano, le cuesta un webo y tres cuartas partes del otro.

Semejante macro-estructura, es hábilmente aprovechada por la corrupta casta política para colocar, directa o indirectamente, a familiares, amigos, colegas de partido, etc.

Todo eso por no hablar de la riada de dinero que va a demagogia para compra de votos.

El ESTADO debería ejercer de Estado a lo Montesquieu, esto es, poderes ejecutivo, legislativo y judicial, pero NUNCA de proveedor de servicios, eso es demagogia socialista que no trae más que corrupción, despilfarro, mal servicio al ciudadano, servidumbre, dependencia, pobreza y esclavitud.

Por último, la identidad de alguien o de algo nunca tiene que ser impuesta a otro individuo, a otro colectivo o a otro "algo". Pobre Apolonio, mucha matemática pero al final cayó en la trampa mortal de la religión y la meta-meta-metafilosofía.

Horrach dijo...

¡Mecagondena, pero si es usted el gran Quimérico que regresa! Le digo que 'regresa' porque le tenía perdida la pista desde hace un tiempo. Sólo un colega vermaliano me tenía algo informado de sus andanzas, pero bueno, me alegro de saber de usted después de tanto tiempo. Muy bonito su nombre a la anglófila manera, ya sabe que para esos travestismos yo me decanto por lo germánico (Johannes A. von Horrach).

En cuanto al contenido de su comentario, decirle que a la Santísima Trinidad hay que añadirle un cuarto orden que se solapa entre los dos últimos: las diputaciones y los consells insulares. Esto es: más inutilidad y más gasto. Yo creo que algún servicio sí que tiene que proveer el Estado, pero no tantos, ni mucho menos, como los que pretende dirigir, pues es tal exceso (repito, ese exceso y no que gestione algún servicio) lo que genera las dinámicas de servidumbre y dependencia a las que antes apuntaba.

un abrazo

Nano dijo...

Bueno, no cabe duda que no estoy a la altura intelectual de todos ustedes, por lo que no hablaré mucho para no parecer imbécil, pero si que quiero decir que estoy totalmente de acuerdo con el señor INTELBOOK, es más, no se como, con la que esta cayendo en Cataluña (como en el resto de España), no se les cae a todos (políticos y demás gurues) la cara de vergüenza pretendiendo justificar mantener este despilfarro (autonomías corruptas, sindicatos sobornados, etc, etc)

Perdón, es que si no hablo reviento....

Horrach dijo...

No hay lógica ninguna en todo este asunto. Primero se inventan una 'balanza' que supuestamente demostraría que España expolia a Cataluña, cosa que es así, pero luego no cuentan los gastos millonarios de sus famosas 'embajadas', la política lingüística (único ámbito del que no se rebaja apenas presupuesto), o las inversiones multimillonarias del gobiern ZP con el fin de comprar el apoyo parlamentario de los partidos nacinalistas. Lo dicho: están todo el día quejándose, cada día con más virulencia, y son una región privilegiada en el conjunto de Europa. Lo identitario nunca se ha llevado muy bien con un cierto sentido empírico delo real.

saludos

Intelbook (no has visto nada igual) dijo...

Hola, gràcies, la veritat és que volia romandre "amagat", al manco només vull mantenir contacte amb aquells que apreciava mínimament a la UIB.

¿Queréis libraros de los POLÍTICOS y del ESTADO?

Vuestro sistema es el CAPITALISMO.

El primer y único sistema filosófico-económico MORAL Y RACIONAL de los 300 mil millones de años de la humanidad.

El capitalismo defiende la soberanía del consumidor y la reducción del Estado al monopolio de la violencia.

Ergo, si necesitamos SÓLO un Estado con jueces, carceleros y defensores de la ley ¿PARA QUÉ SE NECESITARÍAN LOS POLÍTICOS?

La gran verdad del Capitalismo y, menciono la gran influencia de Ayn Rand en mí, es que la humanidad tiende a fallos intelectuales básicos (creencias superiores, religión, necesidad de paternalismo, etc.). Como dijo Kant, YA ES HORA DE LA INDEPENDENCIA DE LA RAZÓN.

Irónicamente, el único sistema moral y del cual se eliminaría la casta de privilegiados (políticos, estatistas...) ES EL SISTEMA MÁS DENOSTADO EN LA ACTUALIDAD (por creencias muy erróneas y por desafortunadas asociaciones entre la razón y las emociones).

Someted al yugo de la razón las emociones (la religión o el estatismo o la política son formas de emocionalidad "colectiva", ergo HISTERIA COLECTIVA).

Intelbook (no has visto nada igual) dijo...

"Yo creo que algún servicio sí que tiene que proveer el Estado"

NINGUNO MÁS QUE EL MONOPOLIO DE LA VIOLENCIA Y DE LA JUSTICIA.

Sobre la demagogia de "tiene que proveer servicios básicos como la sanidad y la educación" ya hablaré largo y tendido en mi blog.

· El Estado tiene su propia ideología (Foucault)
· No puedes obligar a nadie a pagar por esos servicios (si los vas a usar vale, pero si otros prefieren servicios privados, tienen que poder hacerlo). Y son obligados, vía impuestos, IRPF, IVA...
· Son muy ineficientes (véase el fracaso de la LOGSE y el sistema universitario español, o la sanidad pública que da asco -los propios funcionarios acuden a una privada "Muface").

Y lo principal:

· Es obligado, y no voluntario.

Con esto, a cualquier persona racional le debería bastar como argumento definitivo, estas 5 simples palabras.

Luisa dijo...

Intelbook, permita que discrepe en cuanto a la sanidad publica, cuando un funcionario acude a la sanidad privada lo suele hacer para adelantar citas y pruebas, respecto a la hospitalización la gran mayoría le dirá que prefiere la sanidad publica.
Una de las causas es la preparación del personal, le pondré un ejemplo: una persona con el titulo ( no homologado) de otro país, en la publica necesitará hacer unos meses de aprendizaje/reciclaje, y si en la publica se le da como no eficiente para el trabajo ( por errores o falta de conocimientos) en la privada tiene asegurado el trabajo. Como este, otros muchos ejemplos, Ni que decir de la falta de recursos y lo "estrujado" que tienen a parte del personal. También es cierto que la privada es una cantera de profesionales para la publica.

Horrach dijo...

No creo que haga falta llegar al extremo de liquidar a la clase política para mejorar ciertas cuestiones. Con reducir su número y aumentar su nivel (intelectual y de eficiencia) ya me conformaría.

Serafin dijo...

Es evidente que Juliana de un tiempo a esta parte, y quizá desde incluso antes, se esta convirtiendo en un verdadero plasta.

La línea editorial de La Vanguardia además, se ha aproximado en los últimos tiempos a la del diario Avui, ese que hubo que “rescatar” (palabra ahora tan de moda) con dinero público. Las mismas mitolologias, lugares comunes, exageraciones y verdades a medias.

En sus noticias, La Vanguardia olvida vergonzosamente entrecomillar frases del estilo “embestidas del Estado” o “factura que se le debe a Catalunya”, con lo que te cuela como hechos lo que no es mas que pura ideología.

España es uno de los estados mas descentralizados del mundo, pero que si quieres arroz, Catalina. El nacionalismo (PSC, CIU, etc) vive instalado perpetuamente en el 1979. El tiempo no pasa para ellos.

El Estado debe racionalizarse. Y ganar asertividad. Se trata de cumplir la ley y ejercer las propias competencias. El gasto publico es disparatado, y el solapamiento de administraciones, absurdo, caro e ineficiente. Es ridículo seguir buscando integrar a los nacionalistas en la estructura del Estado, como si al frente de CIU siguiera Miquel Roca.

El PSOE, como partido central, debe romper urgentemente con el PSC y presentarse en Catalunya. Es imprescindible que haya una clarificación de los discursos, tras treinta años de estado autonomico. Quienes deseen un estado federal (que ya casi tenemos, digan lo que digan los media nacionalistas como La Vanguardia) deben plantar cara a los soberanistas (CIU o PSC).

Buscar un pacto constitucionalista a la vasca (PSOE-PP) en Catalunya debería ser el horizonte.

Horrach dijo...

Muy ajustado y lúcido tu comentario, Serafín. Poco queda por añadir. Únicamente subrayar: loque dices de La Vanguardia, con esa estrategia tan agit-prop de colar como sucesos concretos y demostrados lo que no es más que opinión y subjetivismo victimista. Por estas cosas, la prensa cada día se va pareciendo más a los foros.

Lo ideal seríua un pacto PP-PSOE (al que se uniría UPyD), que aglutina a una mayoría absoluta del electorado, creo que más del 80 %. Pero las dudas sobre si este posible pacto implicaría perder feudos autonómicos evitará que se lleve a cabo, al menos a corto plazo. Probablemente sólo cambien ciertas cosas cuando ya no haya más remedio, tal vez con intervención de la UE incluida.

saludos

Intelbook (no has visto nada igual) dijo...

Luisa, léete el artículo:


Sanidad alteró las pruebas del MIR para colar a médicos extranjeros sin convalidación: http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/sanidad-altero-las-pruebas-del-mir-colar-medicos-extranjeros-convalidacion

Y otros:
El 45% de los nuevos MIR son extranjeros

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/45/nuevos/MIR/extranjeros/elpepusoc/20100405elpepusoc_3/Tes

En un hospital privado, la reputación es muy importante. En la pública no.

Cualquier sistema que use la LIBERTAD como juez y guía, lleva a la degeneración económica, política y social.

Luisa dijo...

Intelbook, he leído el articulo y me parece que es resultado de falta de previsión por parte del gobierno, a veces creo que los políticos primero actúan y después piensan.
Pero sigo quedándome con la sanidad pública ( que no es perfecta ni de lejos) Hay que pensar que cubre muchas necesidades de personas que no tienen medios.
Respecto a la reputación, al personal si que le importa, de verdad.
Saludos.

Related Posts with Thumbnails