lunes, 2 de agosto de 2010

'MARVELOUS' HAGLER


Hagler con coreografía de Jimi Hendrix, buen amigo de mi padre

Otra víctima de nuestros tiempos fariseos y puritanos está resultando ser el boxeo, totalmente expulsado de los medios de comunicación desde hace años. Cuando resulta que, como en el caso del rugby y los toros, debería ser uno de los pocos deportes que debería contar con un favor especial. Mi abuelo materno, Juan Miralles Coll (1913-1990), me transmitió la pasión por este deporte que él practicó en su juventud, y dicha pasión se consolidó en su nieto mayor con ese programa que le dedicaba al boxeo la primeriza Tele 5 hace dos décadas, presentado por Jaime Ugarte y Xabier Azpitarte (fallecido el mes pasado).

Como modesto homenaje a este 'noble arte' de los guantes, dejo un video de quien fuera uno de mis boxeadores predilectos (junto a Julio César Chávez y Mike Tyson): Marvin 'Marvelous' Hagler, un ejemplo de fiereza perturbadora en el ring, un tipo que, como puede verse en el fragmento del mítico combate que le disputó a 'La Cobra' Hearns, no temía buscar la distancia más corta con su adversario para encontrar el golpe demoledor que lo tumbara irremisiblemente. El éxtasis del combate, la simbología agónica del rostro, el polemos asumido y reglamentado entre doce cuerdas. Hagler fue un grande en este deporte que los mefíticos aires del puritanismo progresista de nuestros días quiere erradicar sin contemplaciones.

2 comentarios:

Phil Blakeway dijo...

Hace días que pinchaba su post, pero nada aparecía en pantalla... porque quería recordar con Ud. cierto combate de una madrugada de abril de 1987 entre "Maravilloso" Hagler y Ray "Sugar" Leonard. Hagler defendía su título. De lo mejor que se ha visto sobre un ring en la mejor de las categorías, además.

Horrach dijo...

Resulta que mientras programaba la entrada de Hagler me equivoqué con la hora y me salió inmediatamente, y luego no supe cómo rectificar el aviso de 'última entrada'.

En cuanto al combate en sí, tengo mal recuerdo por la derrota de Hagler (no demasiado justa) y también por las payasadas de Leonard en el cuadrilátero. Todo me recordó a otro combate mítico un par de años después, el de Chávez frente e Meldrick Taylor: pegadores impresionantes pero algo lentos en movimiento de piernas enfrentados a rivales velocísimos que no paraban de bailar sobre la lona. A Hagler le faltó un par de golpes como los de Chávez ya al final del 12º asalto (bueno, y un árbitro como Richard Steele creo que se llamaba que tenga el valor de no mirar el reloj a la hora de tomar una decisión).

saludos

Related Posts with Thumbnails