martes, 14 de octubre de 2008

VOCABULARIO (14): FILOSOFÍA


"Filosofía es el saber inútil, aunque señorial.
Filosofía es el terrible pero insólito preguntar por la verdad del ser.
Filosofía es la fundación de la verdad bajo simultánea privación de lo verdadero.
Filosofía es el querer volver al comienzo de la historia y de este modo el querer sobrepasarse.

Por ello la filosofía tomada desde fuera es sólo un adorno, tal vez una pieza de teoría y contemplación de la cultura, tal vez aún una pieza de herencia, cuyo fundamento se ha perdido. De este modo tienen los muchos que tomar la filosofía y justamente allí y entonces, donde y cuando es para pocos una indigencia (...).

Filosofía es siempre un comienzo y exige la superación de sí misma".

Aportes a la filosofía. Acerca del evento, Martin Heidegger

17 comentarios:

PENSADORA dijo...

¡UPS! lo de definir la filosofía siempre me ha producido cuando menos, dudas.

¿acaso es definible? ¿hay una definición absoluta?

Apostata dijo...

¿Y si la filosofía fuese el gruñido solitario de un homínido charlatán y asustadizo que no soporta su ignorancia del Universo? ¿Si sólo fuese un gesto atávico, un esguince religioso de la razón para justificar su propia pertinencia más allá de su función instrumental y tecnológica?

¡Ay la filosofía! Más escuelas tiene que iglesias hay en la Historia, y tantos preceptos contradictorios entre si que no podrían ser reunidos ni en cuatrocientas Biblias. Será por eso que nos deleita su fuente inagotable de prejuicios, y ansiamos siempre su proteina antropocéntrica, para seguir sintiéndonos la divinidad efímera y diletante que siempre fuimos.

Por haber hay hasta filosofía en verso, y la llaman poesía.

Horrach dijo...

Hola Pens. Precisamente la filosofía escapa a definiciones cerradas odefinitivas. La filosofía es algo que siempre está en continuo movimiento.

Apóstata, bienvenido al subsuelo. Pues no sé si la filosofía será algo así como "un esguince religioso de la razón", yo más bien diría que no, a no ser que usted entienda como parte de lo 'religioso' la búsqueda de los fundamentos primeros. El problema de la religión tendría que ver con los resultados, que sí serían definitivos; la religión habla de la verdad, la posee, y juega con ella dando significado a todo. Sin embargo, la filosofía, al menos la que Heidegger entiende como tal, no se refiere a la verdad clausurada de la religión, y entiende que el fundamento es algo que siempre está escapándose, que nunca puede ser dominado y poseído. Por eso la frase clave del texto de Heidegger: "Filosofía es la fundación de la verdad bajo simultánea privación de lo verdadero". La filosofía es una búsqyeda de la verdad, pero teniendo claro que sus resultados no van a hacerse presentes.

shalom

Agreg... dijo...

Ummm…. esto de buscar definiciones epistemológicas de la filosofía (y también la ética) es como una cascabel mordiéndose la propia cola… aunque, personalmente, después de terminar de leer con mucho dolor a Gadamer, Truth and Method para parir un papel de seminario, comprendí que no hay diferencia alguna entre el Harry Potter y los mentados (y aburridos) tratados de Martin Heidegger… prefiero las crónicas del “Señor de los Anillos. Ahí se contempla sintomáticamente toda la filosofía del ser humano…

El Pez Martillo dijo...

Veo que sigue dándole a los Beiträge, Herr Doktor. Ya sabe que yo tengo una visión muy cerrada y reduccionista de la filosofía, según la cual muchas cosas de las que tradicionalmente llamamos filosofía no lo serían. Y también sabe que va más o menos por esa línea que nos marca el Tito Martin, así que solo tengo que aplaudir.

Saludos.

Horrach dijo...

No sé si este ensayo de definición que lleva a cargo Heidegger se puede considerar 'epistemológico'. Precisamente Heidegger critica habitualmente que se reduzca la filosofía a teoría del conocimiento. En este caso, el intento de definición de en qué consiste la filosofía creo que es muy esencial, y trata por ello de desmarcarse de determinados y habituales encajonamientos.

shalom

Horrach dijo...

Vaya, parece que todos coincidimos a la misma hora, jajaja.

Amigo Pez, precisamente lo que dice Heidegger dejaría fuera de la filosofía a muchas cosas que se considera habitualmente que lo son. Aunque al final la filosofía acabe reducida a algo que no hay por donde cogerlo, esta definición heideggeriana (con la que Marzoa creo que estaría de acuerdo) me gusta.

Sobre los 'Beitragge', pues la verdad es que vuelvo a manejarlos para cosas de la tesis, aunque parezca extraño esto de que un pensador como Heidegger pueda tener algo que ver con otro tan opuesto como Girard. Pero créame, tienen mucho que ver.

shalom

Horrach dijo...

Por cierto, no me dicen nada de la foto, el 'Blue hole', con lo que me ha costado encontrarla, jajaja.

Anónimo dijo...

"Filosofía es la fundación de la verdad bajo simultánea privación de lo verdadero."

Efectivamente, la filosofía, en tanto que tributaria, en última instancia, de la víctima propiciatoria, es tanto más reveladora de la verdad cuanto más ignorante es de su génesis sacrificial.

Jaimito

Horrach dijo...

Hola Jaimito, buenas noches, creo que le daré la bienvenida al subsuelo, que no me suena que usted haya intervenido antes.

En este caso, yo pongo en la misma línea lo que dice Heidegger del 'olvido de la pregunta por el ser' y el girardiano olvidar el origen sacrificial de todo lo humano (Vattimo, que es lector de ambos autores, va en una línea parecida). Es decir, que del olvido de una cuestión fundamental, de la expiación de ese fundamento, surge todo proyecto cultural y humano en general. Girard tiene una manía de señalar esa expiación únicamente en la figura del chivo expiatorio, pero éste es una plasmación del momento expiatorio que es esencial a todo manifestación concreta; el acto concreto, manifestación de algo previo, no puede ponerse por delante. En ese vacío, en esa brecha, surge la filosofía, aunque no pueda echar raíces; precisamente la filosofía consiste en no arraigarse en nada, es decir, en no prestarse a la articulación de identidades de ningún tipo. Lo que no es filosofía cierra la brecha y crea discursos con voluntad de certeza absoluta, omnicomprensivos.

shalom, bon vespre

Apostata dijo...

Estimado Horrach.

El informe edificio de la Filosofía Humana (nada sabemos sobre la de otros mamíferos) esta conformado sobre dos proverbiales taras colectivas de nuestra especie: la vanidad, que nos hace tender a lo escatológico (en el sentido menos oloroso de la palabra); y la estupidez, que nos hace ignorar, cuando no excusar, nuestras más que evidentes limitaciones epistemológicas. De semejante fornicación entre la transcendencia y la chulería, sólo puede salir un hijo monstruoso al que le doy el privilegio de llamar como le venga en gana. Si le parece que sólo las explicaciones legendarias del Universo merecen la categoría de mito religioso, no desdeñe la inagotable actividad fabulativa que los hombres hemos desarrollado en torno a nuestras propias capacidades. Por otra parte, si hemos de tomar por cierta su afirmación de que ninguna Verdad nos va a ser revelada por medio de la Filosofía, le diré entonces que el ejercicio metafísico viene a ser de naturaleza idéntica al onanismo, pues ambos se realizan en honor de una dama a la que no se espera.

En cualquier caso yo no me preocuparía demasiado por la desesperanza de este perverso apóstata, que acostumbra a proyectar una ignorancia y un ego similar en todos sus semejantes.

Un saludo.

Horrach dijo...

Bueno, yo no digo que 'ninguna verdad' nos pueda comunicar la filosofía. Lo que se dice en esta entrada es que la verdad tal y como la solemos entender, es decir, como algo definitivo e indudable, no tiene sentido en el mundo filosófico. Las verdades que se pretdnen ya clausuradas lo único que llevan dentro de sí es una mutilación de la auténtica verdad, aquella que es previa a la escisión originaria señalada por Hölderlin.

shalom

Apostata dijo...

Bueno, en la filosofía, como en las excursiones campestres, lo de menos es a donde se llega, si es que llega alguna vez a algún sitio. Lo verdaderamente importante es pasarlo teta por el camino.

Por cierto, cambiando de tema, siendo mallorquín, como creo que es usted, y despidiéndose siempre con "shalom", ¿No será usted un chueta? Se lo digo con todo el respeto y la curiosidad del mundo, ya que ni por lo más lejano me considero antisemita.

Un saludo.

Apostata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Horrach dijo...

"Pasarlo teta por el camino", jajajaj, me gusta esa expresión referida al caminar filosófico. Me la apunto.

Bueno, en cuanto a sus preguntas (por supuesto que no molesta, hombre): soy mallorquín, en efecto, pero no soy 'chueta' ni tampoco judío. Sí me interesa mucho la cultura judía, y es por eso que, desde hace un tiempo, me hizo gracia despedirme del personal con el 'shalom' al final de cada comentario (aunque sería más propio incluir, después del 'shalom', el 'aleichem').

shalom

Al59 dijo...

Es una definición muy fiel a la palabra: el amor (filo-) a Sofía nos sitúa en su búsqueda, pero separados, por definición, de ella. Un saber (que no sabemos) totalmente socrático.

Horrach dijo...

Buenas, Alejandro. Estoy de acuerdo en que hay mucho de socrático en todo este planteamiento, pues la búsqueda, el preguntarse, se pone por delante de la obtención de respuestas claras y absolutas.

shalom

Related Posts with Thumbnails