jueves, 31 de julio de 2008

JOHN ZORN EN MALLORCA


Parece que el Via Crucis de este verano nos va a dejar algún momento de liberadora y gozosa tregua, y es que el gran John Zorn (uno, dos y tres videos interesantes sobre él) se va a estrenar musicalmente en Mallorca la semana que viene. Tocará en Sa Pobla, el miércoles 6 agosto (Plaça Major, 22'30 h.), en el marco de un festival de jazz que organiza el ayuntamiento de la localidad (14 ediciones creo que ya llevan), en el norte de la isla. La verdad es que nunca había ni siquiera imaginado la posibilidad de ver tocar en directo a este personaje insólito de la música actual, creador de múltiples proyectos musicales, así que la semana que viene, si todo va bien, podré experimentar algo que no había entrado jamás en mis cábalas.

Para quien no lo conozca, Zorn es un judío de Nueva York (1953) que ha trabajado en el ámbito musical de una manera muy original, al margen de modas y del mainstream, convirtiéndose en una figura original y controvertida. Su principal rol musical es el de saxofonista, pero su creatividad alcanza niveles más amplios. Hace años acuñó el concepto “cultura radical judía”, categoría un tanto amplia en la que se incluyen creadores musicales de cultura judía que tratan de profundizar en una particular recreación del legado musical del mundo hebreo (para ello llega a crear, en 1995, un sello propio: Tzadik). Uno de sus proyectos más destacados en este sentido, el cuarteto Masada (para mí lo más interesante de su mundo artístico), creado en el año 1994, es el que va a acompañarlo en tierras mallorquinas. Zorn recupera con Masada sonidos de la música tradicional judía, que funcionan como elemento conductor de unas piezas desarrolladas a partir de una creatividad desbocada y a veces enloquecida (basada, en gran parte, en los principios del free-jazz). El resto de miembros de este fantástico grupo son Dave Douglas (trompeta), Greg Cohen (contrabajo) y Joey Baron (batería).

En Sheloshim encontramos una de sus piezas más sugerentes, en el sentido de que las influencias se dan perfectamente sintetizadas en un sonido propio y unitario. En esta pieza titulada Gevurah podemos ver a Masada tocando con uno de los colaboradores más interesantes de Zorn, el guitarrista Marc Ribot (que tocó en Mallorca hará dos años, en el Waiting for Waits), habitual en los discos del gran Tom Waits. Ribot ha interpretado otras piezas de Zorn, como ésta o Kisofim. Otras piezas interesantísimas del repertorio Zorn-Masada son: Kochot, Bith-Aneth, Ashnah, Hath-Arob o Karaim (más versiones de Karaim: uno (video de arriba) y dos, con Ribot de nuevo).

Pero no sólo de Masada vive la música de Zorn. Otros proyectos interesantísimos son, por ejemplo, el de Naked City (contaba con el conocido Bill Frisell), grupo con el que funcionó sobre todo en los años 80 y en el que se dedicaba, mayormente, a versionar, con su excéntrica creatividad, piezas de bandas sonoras de películas, sobre todo de Morricone (Once upon a time in America), aunque también de John Barry (James Bond), Henry Mancini (A shot in the dark) o Georges Delerue (Le mèpris).

Otros proyectos de Zorn son, entre otros, Painkiller, o el más reciente y cercano a la música industrial, Moonchild, que ha llevado a cabo con Mike Patton, ex-cantante de Faith No More. Una prueba de este trabajo lo tenemos en la pieza Moonchild Possession, inspirada en textos de Aleister Crowley.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Una chorrada total la música de este hombre. Se limita a tocar velozmente nota tras nota (si es que alguna engancha) sin seguir patrón alguno (va mucho más allá del jazz)tocar paroxísticamente hoy en día no equivale a nada. Ben fotut está aquest!!.

Imagino que, pobre, no tuvo el don de componer algo decente, pasó entonces al jazz, donde su pretendido virtuosismo y con la intención de escapar a la mediocridad y para epatar al "personal snob" se dedica el buen hombre a dibujar escala tras escala en todos los modos griegos (jónico, dórico, frigio, lidio, mixolidio etc) eso si, a toda pastilla, que eso viste mucho, al profano al menos le deslumbra.

Para minorías..evidentemente, pero selectas. juas...

Angelito!!

Horrach dijo...

¡Hombre, ya era hora! Comentarios tan finos y sutiles como el suyo son los que este blog necesita para que su administrador aprenda de verdad lo que es bueno y lo que no lo es. Le agradezco, pues, que me haya enseñado el camino, amigo y maestro. Es usted, para mí, a partir de ahora, "el camino, la verdad y la vida". Amén.

su seguro servidor

ximo brotons dijo...

hola juan antonio,

cómo va por las islas?

acabo de leer "En busca de Spinoza"; como le dije, es un libro menos técnico que "El error de Descartes" (que es una obra mayor de la ciencia y de la filosofía de nuestros días), aunque aporta algunas cosas más nuevas, y centradas en los sentimientos. el final es apoteósico y casi no he podido dormir (pocas horas), además de que me dio por hojear "El mundo de las palabras" de Pinker, y me quedé atónito ante semejante superproducción hollywoodiana que me espera; lo de Damasio es más en plan cine clásico.

el final de "En busca de Spinoza" trata de los marranos, la comunidad judía de Amsterdam, y la propia vida solitaria de Spinoza.

en fin, saludos.

Horrach dijo...

Hola Ximo, com anam?

Pues por las islas un calorazo tremendo, que me tiene algo tocado.

Gracias por contar qué tal los libros de Damasio. A ver si en unos meses tengo más tiempo y puedo dedicarle más atención.

saludos

ximo brotons dijo...

qué pasa al.lot?

yo voy más o menos bien; ayer me fui a pie a Sta. pola, me dijeron que eran 12 kms y resulta que son casi 16, acabé hecho polvo, a pleno sol, en fin.

ahora estoy con un librito sobre la película "Monos como becky".

la semana que viene empiezo el de Pinker, "El mundo de las palabras". ya le contaré.

Horrach dijo...

Bufff, servidor no se puede pegar estas caminatas, que mi vapuleada rodilla derecha no me lo permitiría. 500 metros cada día y gracias.

Hombre, 'Monos como Becky'. La recuerdo con cierto cariño, aunque a saber las impresiones que me provocaría hoy en día. ¿Qué libro es ese que dice?

shalom

ximo brotons dijo...

es un libro editado por Virus, una editorial anarca de Barcelona. ya sabe. es que este tío, el Jordá, vivía al lado donde tenían la librería, el Lokal, a la que yo había ido alguna vez.

el librito no está mal, pese a la edición cutre. lo firman Lola Barceló, que no sé quién es, y un tío que de segundo apellido lleva Azúa, lo que me hace suponer que es sobrino de Azúa, o un primo suyo. su primer apellido es Fernández de Castro, y a lo mejor es hijo del escritor de Barcelona del mismo nombre; quizá es un tío que yo conocía de vista en la Pompeu Fabra, que hacía 1º de Humanidades cuando yo estaba haciendo 2º de Derecho. un tío que en las fiestas universitarias se subía a los altavoces a bailar to solo. no era mal tipo. pero quizá no es el mismo.

el librito trae algunos detalles de cómo se pensó y se hizo la película que están bien, la vida de Egas Moniz, algunas referencias sobre cine y locura, algunas reflexiones sobre los sistemas de salud mental, incluida la Ley General de Sanidad de 1986, etc.

queda informado.

Horrach dijo...

José Vidal Valicourt habla hoy en el DM sobre el concierto de Zorn (sí, el caso del que habla al final se refiere al trompetista Dave Douglas):

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008081600_5_384981__Opinion-John-Zorn-Pobla

Chronopio dijo...

El primer comentario no está tan desacertado. Todo el mundo tiene derecho a expresar su punto de vista, por lo tanto no hay que menospreciarlo. Greg Cohen toca el contrabajo. Lo del violonchelo no se vio en Sa Pobla. Y el grupo se completa con un formidable Uri Caine y el percusionista Cyro Baptista. Estoy de acuerdo en que hay mucho snob que alucina con los chirridos de Zorn, que no son más que eso. Es un tipo muy hábil, un gran manipulador de repertorios. Tiene su mérito, hace más de 30 años que lo hace y le sigue funcionando. En cambio, escoge muy bien sus acompañantes y eso lo redime en parte. Me quedo con Frank Zappa.
Saludos.

Horrach dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Horrach dijo...

Chronopio, bienvenido al subsuelo.

Muchas gracias por la correción: vaya cagada lo del violoncelo, jajaja. Ya está cambiado.

Si me lo permite, ahora le corrijo yo a usted: a Masada no pertenecen ni Caine ni Baptista. Éstos suelen colaborar con Zorn en este proyecto (como en ocasiones lo hace Marc Ribot), pero no son miembros del grupo en la misma medida en que lo son Cohen, Baron y Douglas.

Comparto su punto de vista sobre el gran Frank Zappa. Discrepo en lo que dice de Zorn, claro.

El primer comentario de esta entrada se menosprecia solo, por sus malos modales. Las críticas se pueden formular de forma más educada, como hace usted, por ejemplo.

Un ejemplo de que los 'chirridos' de Zorn no son una tomadura de pelo:
http://es.youtube.com/watch?v=VLRcr5An5xY&feature=related

shalom

Horrach dijo...

Sólo añadir que Zorn es mucho mejor como director-creador que como instrumentista. Por supuesto, al saxo no alcanza el nivel de Coltrane, ni se le acerca. En Sa Pobla, por ejemplo, estuvo más fino Douglas que Zorn en los solos (salvo en la última pieza).

Related Posts with Thumbnails