sábado, 26 de enero de 2008

SOBRE LA LEY DEL MALTRATO DOMÉSTICO


El periodista Arcadi Espada se refirió ayer, en las páginas de El Mundo, a algunos aspectos de la actual ley de maltrato en el hogar. El artículo se titula Degeneradas, y se centra en la criminalización que contra todo el género masculino se ha elevado a rango de ley en España estos últimos años. Señala Espada, con toda razón, que la mal llamada "violencia machista" o "de género" lo que implica es una interpretación ideológica de un fenómeno, que es real, pero que tiene que ver con unos hombres concretos, con nombres y apellidos, y no con una mayoría del género masculino. Por mucho que se pretenda adherir esta interpretación sesgada al lenguaje cotidiano, no existe una guerra de los hombres contra las mujeres, sino unas agresiones y asesinatos de unos hombres determinados contra sus mujeres, las suyas, aquellas que conviven con ellos, y no otras. El problema, como digo, es que la actual ley culpabiliza a cualquier hombre que sea, simplemente, acusado por una mujer, siendo la palabra de ésta más valorada que la del hombre (justamente se produce una insólita inversión de la Sharia islámica, que otorga más importancia al testimonio del hombre que al de la mujer).

En la práctica ha desaparecido uno de los bienes más fundamentales de un Estado de derecho democrático: la presunción de inocencia. La consecuencia principal es que al parecer las denuncias falsas han aumentado en nuestro país estos últimos años; aunque eso se niegue, existen muchas absoluciones, y fiscales o jueces no suelen investigar los indicios de acusaciones en falso. Resulta que la mayor parte de las denuncias se producen ya iniciado el proceso de divorcio, y con la señalada denuncia alguna denunciante podría esperar salir más beneficiada en un procedimiento que ya de por sí suele favorecer más a la esposa que al esposo. Esta realidad cada día está más presente, aunque le cuesta abrirse paso en una prensa hostil que trata de ocultar esta realidad. He aquí una de las denuncias formuladas por la juez decana de Barcelona.

A estas alturas ya puede decirse que esta ley ha demostrado ser muy deficiente: uno, por inefectividad, pues muchos casos de verdadero maltrato no puede solucionarlos, ya que no suele practicarse denuncia por parte de la maltratada (o, si se presenta, se retira antes de que se pueda poner en marcha el proceso penal); y dos, porque la ley ha empeorado todavía más las cosas, provocando miles de perjudicados, en este caso hombres, que son impunemente denunciados por sus ya ex-parejas. Hay que recordar, a este respecto, que ante un jurado, en estos temas, una amenaza formulada por el hombre se interpreta como delito, mientras que si la formula la mujer sólo es una falta.

La semana pasada apareció en el Diario de Mallorca una carta al director que creo que vale la pena colgar aquí (otra interpretación del caso: aquí). Su título es El mal uso de la ley contra la violencia contra las mujeres y la escribe una mujer de Palma, Cristina Tenas i Rosell, que no entiende que una ley que pretende mejorar la justicia criminalice a todo un género, y que tantas mujeres, con múltiples e interesadas denuncias, perjudiquen de forma tan grave, primero a sus ex-maridos, y después a los casos urgentes de las verdaderas maltratadas. Ese es el gran problema: que pagan justos por pecadores, y casi nadie quiere darse cuenta de ello.

"Soy mujer. Estoy divorciada y pronto me casaré de nuevo. Observo perpleja y con un tremendo sentimiento de impotencia como se está mal interpretando la ley de violencia contra la mujer.

La ley defiende a la mujer maltratada por el hecho de ser mujer. Con lo cual se entiende que la condición sine quanum para el maltrato ha de ser el odio hacia la mujer, en este caso con la cual, ha habido matrimonio o análoga relación de convivencia. Esto ampara a todas las ex esposas, ex novias, novias y esposas que despechadas, enfadadas o por el motivo que sea están denunciando falsamente a sus parejas o ex parejas. Esto es un hecho probado y desgraciadamente muy común. Y los que quedan por probar.

No logro comprender como la interpretación de dicha ley puede por tanto en la mayoría de casos conocidos pisotear derechos fundamentales como la presunción de inocencia del denunciado, reflejado en la Constitución de 1978, y ser visto como "normal" por ciertas asociaciones.

No comprendo cómo se está permitiendo el mal uso de la ley por parte de tantísimos miles de mujeres que, para obtener un beneficio (de guarda y custodia, económico, alienador, etc...) son capaces de denunciar falsamente a sus ex esposos, perjudicando sobremanera a las mujeres que realmente son maltratadas. Porque a ellas es a las que habrá que garantizar la protección y es a las que, a la larga se pondrá en entredicho debido al abuso flagrante que estamos viviendo por parte de mujeres despechadas que egoístamente utilizan la cómoda vía punitiva para dar cauce a su enfado.
La administración de Justicia no está concebida para estos menesteres, y sí para garantizar el bienestar y la sana aplicación de las leyes que protegen al desfavorecido (o deberían hacerlo).Es curioso que un efecto colateral de la mala interpretación de la ley contra la violencia contra la mujer pueda justamente ser el verdugo de la credibilidad de las realmente maltratadas."

15 comentarios:

David Carril dijo...

Estoy contigo, Horrach. Por motivos de mi trabajo, tengo acceso a veces a publicaciones como "Mujer Hoy", suplemento del abc, que, como cualquier documento de actualidad, siempre resulta interesante analizar. El resultado es que se propaga un ideal prejuicioso del hombre como descerebrado y obseso del sexo, y otro no menos prejuicioso como la mujer independiente y emprendedora, que no lleva sino a propagar los prejuicios en lugar de extinguirlos. Acertada reflexión, pùes, la tuya. Saludos.

Anónimo dijo...

En todo o en su "casi" de acuerdo,magnífica exposición ya entraré en detalle a comentarlo, en el ínterin, tan sólo una salvedad, hablas de que se presenta al "violento" (a veces sin comillas, claro!) ante un -jurado- eso no es así. Se presenta ante el Juez/a de Violencia contra la Mujer y si se tercia y posteriormente ante el Juez de lo Penal. Tan sólo si se cometiera alguno de los supuestos que contempla la atribución al Jurado..sería éste -competente-...léase:

Artículo 1. Competencia del Tribunal del Jurado

1.- El Tribunal del Jurado, como institución para la participación de los ciudadanos en la Administración de justicia, tendrá competencia para el enjuiciamiento de los delitos atribuidos a su conocimiento y fallo por esta u otra ley respecto de los contenidos en las siguientes rúbricas:

a) Delitos contra las personas.
b) Delitos cometidos por los funcionarios públicos en el ejercicio de sus cargos.
c) Delitos contra el honor.
d) Delitos contra la libertad y seguridad.
e) Delitos de incendios.

2.- Dentro del ámbito de enjuiciamiento previsto en el apartado anterior, el Tribunal del Jurado será competente para el conocimiento y fallo de las causas por los delitos tipificados en los siguientes preceptos del Código Penal:

a) Del homicidio (artículos 138 a 140).
b) De las amenazas (artículo 169,1).
c) De la omisión del deber de socorro (artículos 195 y 196).
d) Del allanamiento de morada (artículos 202 y 204).
e) De los incendios forestales (artículos 352 a 354).
f) De la infidelidad en la custodia de documentos (artículos 413 a 415).
g) Del cohecho (artículos 419 a 426).
h) Del tráfico de influencias (artículos 428 a 430).
i) De la malversación de caudales públicos (artículos 432 a 434).
j) De los fraudes y exacciones ilegales (artículos 436 a 438).
k) De las negociaciones prohibidas a funcionarios (artículos 439 y 440).
l) De la infidelidad en la custodia de presos (artículo 471).

Horrach dijo...

Hola de nuevo, David. Este tema del maltrato doméstico es de los más peliagudos a la hora de poder reflexionar sobre el mismo. Todo lo que lo rodea está vallado por una maraña de tópicos y clichés, ideas averiadas y ganas de no entender ni mejorar la realidad. Basta ver la especie de 'omertà' que se cierne sobre este tema y los ataques que suele recibir cualquiera que se atreva qua decir algo que escapa a los lemas que corea la prensa. Al final, pero, no va a haber más remedio que reformar o cambiar la ley, por lo que digo en la entrada; tarde o temprano el número de afectados será tan grande que la omertà va a ir desapareciendo.

Anónimo, bienvenido al subsuelo (si eres quien creo que eres). Muchas gracias por los defectos que señalas de la entrada; los tendré en cuenta. Mi idea con este tema es poder hacer algo, escribir algo, en el futuro, pero hasta que ese momento llegue necesito entendermejor cuestiones jurídicas que se me escapan y acumular datos. Ya veremos lo que sale de esto, si es que sale algo.

saludos a ambos

CRIS dijo...

Gracias HORRACH por colgar mi carta. Te dejo el enlace de mi blog. En él encontrarás MI experiencia con los divorcios, el SAP etc vivido en carnes propias. Tal vez os parezca clarificador.
Saludos

http://sapcris.blogspot.com/

Cristina

Horrach dijo...

¡¡Caray, qué sorpresa!! Buenas tardes, Cristina, y bienvenida al subsuelo. Lo primero de todo, te pido disculpas por haber incluido tu carta al director sin consultar. Como no te conozco no tenía posibilidadd e llevar a cabo la consulta. Además, pensé que si habías enviado tu texto al DM para ser publicado eso implicaba que no te importaría demasiado que se le diera publicidad al escrito. Espero no haber abusado.

Voy a echarle un vistazo a tu blog. Suerta y ánimos en tu nuevo periplo sentimental. Saludos y hasta pronto

SCardona dijo...

yo también me merezco un "palo" por parte de Cristina...publiqué su carta en mi blog. mea culpa.

Santiago Cardona

CRIS dijo...

Ningun "palo" ni a SCardona ni a Horrach.... lo único que pretendo con mis cartas y mi blog es "hacer ruido". Creo que es mi obligación como ciudadana de esta sociedad decir lo que pienso, e intento que al menos no quede por mi parte, que la ciudadanía vaya tomando consciencia de a qué se está jugando y el precio de ello. Como he dicho mi experiencia (mi blog) es personal. No significa que siempre todas las mujeres actúen igual (de hecho, yo soy mujer y no me parezco al patrón descrito en mi blog) pero.... mis vivencias actuales (desde hace casi 2 años) son las que plasmo en el blog. Si un día termina la pesadilla legal, haré todo el follón mediático que pueda para publicar el infierno por el que estamos pasando por culpa de una despechada que habiendo sido siempre mantenida ahora denuncia falsamente pues no consiente tener que trabajar. Y es que.... comenzar a los 36 años (que tiene ella) entiendo debe ser duro. Aunque otras trabajamos desde los 15 y lo llevamos la mar de bien.....

En fin... mi historia es larga y en el blog está.

Saludos y publicad mis cartas y enlazad mi blog siempre que lo creais oportuno. Es un diario personal que hago publico por que lo creo de interés público.

Salu2

Horrach dijo...

Hola de nuevo Cristina (por cierto: enhorabuena por tu nueva carta al director en el DM de hoy; desde luego, nadie podrá decir que no te mojas ni que eres valiente).

Con este tema de las denuncias falsas (como pasó antes con los maltratos) nadie se alarma hasta que no le toca algún caso de cerca. Hasta ese momento lo más probable es que todo se encuentre teñido de un velo interpretativo, ideológico, y no se quiera atender al meollo del problema. En fin, que tú y tu pareja tengáis suerte en vuestro periplo, ánimos (permaneceré atento a tu blog).

saludos

CRIS dijo...

Bien... el 24 de enero tuvimos un juicio penal por una de las falsas denuncias. Estoy preparando un escrito y lo publicaré en el blog cuando tengamos la sentencia. Pero fue una frikiada total. Quedó patente la falsedad de la denuncia, pues se contradijo reiteradamente ella y sus amiguitos que venian de "testigos". Faltará ver si el juez juzga o le da a la sociedad lo que quiere: "más victimas falsas" y "más inocentes condenados"

Horrach dijo...

Hola Cris.

Que tengáis suerte con este enésimo juicio. Una cosa me sorprende (¡una más!) de todos estos casod e denuncias falsas: cuando se demuestra que se ha denunciado en falso a propósito para perjudicar al ex-marido, ¿¿no le sucede nada penalmente a ella?? Creo que no le sucede demasiado, aunque todavía no me he podido meter en serio en la ley. Si a las mujeres que denuncian en falso se les aplicara alguna pena seria seguro que estas denuncias descenderían en número.

saludos y suerte

Anónimo dijo...

Tienes razón en eso de que se terminarían el 95% de las denuncias falsas si tuvieran una reconvención penal, pero a día de hoy sale casi "gratis"... multa y poco mas.

Además se precisa de un Auto de Sobreseimiento Firme o en su caso una Sentencia absolutoria...luego y tan sólo luego de haber pasado por el amargo trago será posible denunciar según lo que dispone el art. 456 del CP 1995.

Salud.

SCarlatti

CRIS dijo...

Bien... no soy abogada, pero en los ultimos dos años estoy aprendiendo bastante tanto de código civil como del penal.

Si no recuerdo mal, cuando hay indicios de denuncia falsa (como fue en el primer juicio en que absolvieron a mi marido cuya sentencia está en el blog y no deja lugar a dudas) el mismo juez que detecta la denuncia falsa tiene la obligacion de perseguirlo "de oficio"

La realidad es otra. En España aunque la constitucion nos diga que todos tenemos derecho a juicio justo y gratis, si no denuncias (como particular) por denuncia falsa en rarísimas ocasiones los jueces lo persiguen de oficio. Es más, incluso denunciando por haber sido denunciado falsamente es muy dificil que se admita a trámite la denuncia y no sea directamente archivada.

Y lo que jode es lo de "difama que algo queda"

En nuestro caso, de momento, nos han admitido a trámite (que ya es bastante) la primera denuncia por denuncia falsa que sacamos de la absolucion de "secuestro" por la que nos había denunciado.

En fin.... seguiremos informando

Horrach dijo...

Gracias por vuestras contribuciones a ambos. A SCarlatti, por su saber técnico, y a Cris por su experiencia directísima.

Insisto: la naturaleza humana es como es y, si no se aplicaran sanciones, haríamos cualquier salvajada sin problemas. la Ley es necesaria para que podamos ser plenamente humanos.

Habrá que recordar, algún día, el papelón que están haciendo tantos jueces y fiscales con este caso, evitando perseguir el delito de denuncia falsa.

Para entender la estructura mental que está en la base de todo este fenómeno, recomendable el artículo de hoy de Xavier Pericay:

http://www.abc.es/20080202/catalunya-catalunya/pastoras_200802020319.html

saludos

Anónimo dijo...

he estado leyendo esto sobre las denuncias falsas.Tampoco soy abogada.
Soy una mujer que ha sufrido y sufre violencia por parte de un hombre que ha sido mi pareja.

Supongo que estas leyes de protección a víctimas de violencia por parte de una pareja tienen la intención de ayudar a víctimas y a reglar protocolos de ayuda y actuación.
Hay que ver lo que las leyes y los protocolos pueden a veces ayudar o perjudicar a las víctimas.

Como en todo tipo de delitos, habrá gente ajena a esta problemática, que quiera servirse de la existencia de medios jurídicos, sociales,de fuerzas de orden público, sanitarios,... para machacar a otras personas, como dice Cris. Cada vez que van a modificar alguna ley, hay que echarse a temblar.Siempre habrá mejoras pero también pérdidas.

El problema de la violencia contra la mujer por parte de su pareja,es un problema que afecta a muchas mujeres y su entorno. Son muchos los que sufren y quedan dañados por mucho tiempo. Algunos para el resto de sus vidas.

Por ello, espero que quien mal use el sistema judicial para dañar a otros,( ya sea aprovechándose de la Ley Contra a Violencia de Género, o cualquier otra ley sirva para evitar y, perseguir y castigar cualquier delito) sea detectado y juzgado, pero POR FAVOR, que no sea un impedimento más para que las que como yo nos sentimos tan indefensas en un sistema como éste, al que aún le queda mucho que avanzar para prevenir, ayudar y acompañar a las víctimas y salvarlas y sanarlas.

Eva.

Johannes A. Von Horrach dijo...

Hola Eva, bienvenida al blog. Claro, es evidente que todas estas cuestiones no pueden ni deben ser un impedimento para que se castiguej a los maltratadores de mujeres. Proteger a la víctima, sea del género que sea. En el caso de las denuncias falsas, en Esdpaña tenemos el problema de que no suelen perseguirse los indicios de perjurio, como si sucede en países anglosajones. De esta manera, no podemos conocer el número exacto de denuncias falsas: no vale el argumento feminista de que hay pocas condenas (porque ya digo que en estos casos los jueces y fiscales han funcionado de una manera poco usual en nuestro ámbito jurídico), pero tampoco podemos quedarnos con las denuncias que no se han resuelto en falso.

saludos y gracias por dejar constancia de su caso

Related Posts with Thumbnails