martes, 18 de septiembre de 2007

LA ORIGINALIDAD DE LO JUDEOCRISTIANO


El espléndido artículo del rabino Jordi Gendra (El Talmud democrático) que este mes publica Kiliedro, y que analiza la pluralidad de discurso que caracteriza al Talmud, me da la oportunidad de considerar algo decisivo que afecta, no sólo a este texto fundamental del judaísmo rabínico, sino al conjunto de la cultura judeocristiana y que tiene que ver con una particularidad que ha acabado afectando al conjunto de la civilización occidental y a parte del resto del mundo. Me refiero, sobre todo, a lo que tiene que ver con una cierta defensa y protección de los más débiles, de las víctimas de cualquier tipo y condición, y es en el interior del discurso judeocristiano donde este tipo de moral ha encontrado un acomodo más consolidado. Antes de empezar debería puntualizar por qué unifico en una misma palabra, ‘judeocristianismo’, lo que suele considerarse de forma separada como judaísmo y cristianismo: el motivo tiene que ver precisamente con los orígenes del propio fenómeno cristiano, que no se planteaba de origen como algo diferente del judaísmo, sino como una interpretación del mismo. Como recuerda Maurice Sachot, el cristianismo “nace en el centro del judaísmo y no en su periferia”, de lo que deducimos que en realidad no hay oposición sino estricta continuidad, de ahí que me permita unificar ambos fenómenos históricos bajo un mismo término.

En el citado texto del rabino Gendra se hace hincapié en lo que es una pauta estructural de todo el Talmud, no sólo de la historia analizada del horno de Ajnai (incluida en el Talmud de Babilonia), y esa pauta tiene que ver con la pluralidad de interpretaciones que este texto recoge sobre un mismo tema. Pocos tratados religiosos hay en el mundo que permitan, e incluso animen, el cuestionamiento que de sí mismo hace el Talmud,...

(artículo completo en KILIEDRO)

16 comentarios:

navarth dijo...

Horrach, desde hace algunos días no consigo entrar en Yahoo. No se si es mi correo o es general. ¿Tiene mi teléfono, o el correo de mi trabajo?

Horrach dijo...

Tengo su teléfono, no problem. Le paso otro mail mío para que se ponga en contacto conmigo (le escribí un mail anteayer sobre lo que hablamos. Ya se lo reenviaré cuando me escriba a la dirección que le doy por sms).

saludos y hasta pronto

Leon dijo...

pd: El termino judeocristiano es un termino antiquisimo que no requiere explicacion alquien con el minimo interes o formacion en cualquiera de estas religiones conoce su raiz...

Horrach dijo...

Hola León.

Bueno, depende. Si con 'judeocristianismo' nos referimos al conjunto de cierta herencia cultural, pues sí que puede sobrar la explicación. Pero, por otra parte, si nos referimos (y eso es lo que hago en el artículo) a que el cristianismo no es más que una prolongación del judaísmo eso sí que exige una explicación.

saludos

Leon dijo...

... creo que te equivocas, soy catolico... cristiano en cierto sentido, y asi como los ortodoxos o los judios, guadalupanos.. o los otros tantos, soy conciente, del sentido basico del judaismo, el cual es la espera, todos somos judios hasta que encontramos a nuestro mesias, aquellos que no lo han encontrado continuan en la busqueda, la aparicion de cristo es la marca divisoria, asi como una sucesion de eventos que marcan ese proceso historico de fractura... por tanto el termino es redundante en si mismo, ya que refiere a un mismo pueblo solo que en momentos historicos distintos...

Horrach dijo...

Noestoy de acuerdo. Si algo ha caracterizado al catolicismo histórico ha sido precisamente su odio contra los judíos y el judaísmo. Recuerda las invectivas de padres de la Iglesia sobre el estado 'no desarrollado' del judaísmo; en este sentido el judío debía dejatr de serlo obligatoriamente para convertirse en cristiano. Como eso no sucedía, de ahí el antisemitismo europeo que todos conocemos. Otra cosa es que desde una posición católica actual (que puede ser la tuya) la relación con el judaísmo pueda ser la que dices, pues el contexto ha cambiado mucho. Ok, pero eso es una excepción muy reciente, insólita en la historia de 2000 años, pues hasta (creo) Juan Pablo II las relaciones entre el Vaticano y el judaísmo no eran nada buenas.

saludos

Leon dijo...

Permiteme un apunte.... creo que tenes razon, el judaismo es un estado primigenio de la cristandad, es cierto que el cruzado no se caracteriza por su estado pacifico y tolerante, atravez de los tiempos la religion es una justificacion para muchos actos politicos... militares... economicos... como sea, los intereses de dirigentes continuamente mueven a los pueblos, asi los dirigentes del judaismo primitivo encontraron una via preferente en distanciarce de la figura de cristo, asi el cristiano encontro la conveniencia en los brazos de cristo, es cuestion de vias y preferencias, como todo en este mundo, pero no podemos negar nunca nuestra raiz, es cierto que se consideraron retrogradas... y en cierto sentido al negar a cristo... enemigos de la cristandad... una negacion que proviene precisamente del hecho de que el pueblo judio es uno con el pueblo cristiano, esta separacion es la de dos hermanos que no encuentran la razon en un mismo camino... y el odio proviene de la contradiccion que se antepone... asi como de los intereses que se defienden...

TB dijo...

Dese ya hay una intensa relación entre cristianismo y judaismo... demás está decir que por ejemplo San Pablo nunca llegó a conocer la palabra "cristianismo". El era, tan judío como Jacob... al igual que Jesus... tan judío como David y Moshé.

Pero para provocar un poco los dejo con una frase inglesa que hizo historia:

"El cristianismo es hebraísmo para el vulgo"

Frase que por cierto nunca dejo de torturar a catolicos como Carl Schmitt.

Saludos,

T.

TB dijo...

Ahora bien -Leon- no es que todos seamos judíos hasta que "encontramos nuestro mesias"... y sin pecar de ortodoxo te diría que solo hay un mesias y un Dios.

Además, no es que el pueblo judío y el cristiano sean uno... es inegable su intensa relación... de hecho comparten el antiguo testamento, pero no son el mismo pueblo.

Que un grupo de judíos fundara un secta que luego pasara a denominarse cristianismo no los hace un mismo pueblo. Es como decir que Estados Unidos e Inglaterra son un mismo pueblo. Hay mucho en común, el judeo-cristianismo es Occidente (los ateos incluidos), pero judíos y cristianos son pueblos distintos aunque cercanos... como con el Islam (este más cercano en algunos aspectos y más lejano en otros).

Pero bueno, esto da para mucho más...

Un placer escribir en este blog.

Saludos.

TB dijo...

Igualmente, a lo que si adihero es a la idea de lo judeo-cristiano, porque como ya indiqué arriba es la tradición que forjó Occidente...

Horrach dijo...

León, un último apunte: por mucho que el cristianismo abrazara a Cristo, lo cierto es que el que dió más ejemplo de seguir el modelo de Jesús (aunque no lo pretendieran) fueron los judíos europeos, perseguidos precisamente por esos que decían seguir el ejemplo de Jesús. Lo que uno afirma sobre sí mismo muchas veces no guarda relación alguna con lo que hace.

Hola Tomás, mayor placer es que escribas en este blog: aunque no soy judío, creo en esa idea de que el judaísmo es 'la luz de los pueblos', pues en él (como digo en el artículo) hay algo que escapa a cualquier otra cultura. Ya lo dice el protagonista de 'The believer', que hoy todo el mundo es judío, sea consciente de ello o no.

shalom

Leon dijo...

Para concluir no creo en la iglesia, soy catolico por nacimiento, pero no descarto ninguna religion alterna, creo en las palabras del budismo y las enseñanzas zen, asi como en las palabras del bushido y la tradicion mesoamericana, no creo en un dios divino, y si en un hombre dios, en un jesus o un mahoma, un ser que trasiende por sus actos y palabras... sobre el tiempo y el espacio, asi que no me atrevo a diferenciar un pueblo de otro por su religion...
Solo existe un pueblo, una sociedad, y es la humanidad...
Asi que creo que comparto en cierto sentido su punto, pero en otros tantos difiero, no creo que un pueblo sea ajeno de la raiz de la humanidad, somos provenientes de la misma cuna...

TB dijo...

Leon, si bueno, en ese sentido si... los cristianos y los judíos son tan hermanos como cualquier otro pueblo... después de todo somos todos humanos... aveces demasiado humanos... jeje


No veo ningún problema en pregonar que dentro de ciertos niveles de igualdad somos todos minimamente distintos... pero habría que ver... algo de razón tiene su argumento al decir que somos (cada vez más) una misma sociedad (global).

Pero esa igualdad se la debemos a aquella supremacía que Occidente supo imponer... y no al budismo zen, por eso en Pekín y en Moscú tenemos Mc Donalds.

No deja de ser estimulante pensar en por qué nos parecemos cada vez más, pero al mismo tiempo quizás algún día extrañemos aquellos tiempos en los que eramos todos bien distintos y viviamos cada cual en su guarida.

Saludos.

Horrach dijo...

León, creo que coincidimos bastante. Sobre el punto final de su reflexión: al menos en Occidente, la idea de que la humanidad es una y que todos somos un mismo pueblo es una idea judía, en el sentido de que es en muchos pasajes del Antiguo Testamento donde se formula claramente, y en los Evangelios cuando se convierte en principio central.

saludos

TB dijo...

Horrach, creo que en eso si estamos todos de acuerdo...

Saludos

Rodolfo Plata dijo...

Los cristianos no judíos tenemos doble moral porque seguimos dos doctrinas distintas y contrarias. Congruencia es seguir a Cristo por ser cristianos, e incongruencia es seguir el Antiguo Testamento sin ser judíos; lo cual es una apostasía que fue condenada por Cristo, señalando como reos de pena eterna a los seguidores de la doctrina (supremaciíta) y ejemplo (rapaz, criminal y genocida serial) de Israel en la diatriba contra el puritanismo hipócrita de los sacerdotes y escribas de la Sinagoga
http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

Related Posts with Thumbnails