viernes, 7 de septiembre de 2007

EL ANIMAL ENFERMO


"El hombre está más enfermo, es más inseguro, más alterable, más indeterminado que ningún otro animal, no hay duda de ello, él es el animal enfermo: ¿de dónde procede esto? Es verdad que también él ha osado, ha innovado, desafiado, afrontado el destino más que todos los demás animales juntos: él, el gran experimentador consigo mismo, el insatisfecho, insaciado, el que disputa el dominio último a animales, naturaleza y dioses, él, el siempre invicto todavía, el eternamente futuro, el que no encuentra ya reposo alguno ante su propia fuerza acosante, de modo que su futuro le roe implacablemente, como un aguijón en la carne de todo presente: ¿cómo este valiente y rico animal no iba a ser también el más expuesto al peligro, el más duradero y hondamente enfermo entre todos los animales enfermos? (...) El no que el hombre dice a la vida saca a la luz, como por arte de magia, una muchedumbre de síes más delicados; más aún, cuando se produce una herida a sí mismo este maestro de la destrucción, de la autodestrucción, a continuación es la herida misma la que le constriñe a vivir...".

Friedrich Nietzsche, La genealogía de la moral.

35 comentarios:

Sr. Verle dijo...

Horrach: Buenos ánimos que septiembre y nihilismo no deberían hacer tan buenas migas.

El Pez Martillo dijo...

Horrach, gracias por refrescarme estos textos. Se ha metido usted en mi terreno y me ha sacado un texto más que interesante para lo que quiero que sea mi tesis. Es casi un resumen en unas pocas líneas de algunas de las ideas que pretendo exponer en ella. ¿Podría precisar un poco y decir de qué aforismo se trata? (aún no me he metido a fondo en las obras de nietzsche, digamos que estoy en los preliminares de los preliminares)

Sobre la enfermedad, sólo decir que se trata de la oportunidad para demostrar el grado de salud que se posee, es como un reto. Por eso dice el tito federico que la enfermedad nos empuja a vivir y que el no saca muchos síes.

Salud!

Sr. Verle dijo...

Horrach: Se me olvido preguntarle respecto al ctonismo. Me apareció el término en una referencia de Walter Benjamin sobre Bachofen, al que obviamente yo no conocía. Y se hacía referencia también a un tal Klages. ¿Van por ahí los tiros?

Horrach dijo...

¿Benjamin habla de la mujer 'ctónica'? Pues no sabía nada, señor Verle. Mi única referencia sobre el término la he encontrado en Camile Paglia, como cuento en la primera entrega sobre la mujer ctónica. Pero gracias por la información, que ya buscaré cosas de Klages.

Amigo Pez, yo pensaba que usted pillaría enseguida la ubicación de este fragmento, que no es un aforismo (recuerde la obra a la que nos referimos, que es la más sistemática del señor Nietzsche). Pertenece al texto 13 del tercer tratado. En la edición de Alianza se encuentra en la página 156-7. De todas maneras, la cosa tendrá continuación en este blog, porque Nietzsche, en lo que para mí son las mejores páginas de este texto durísimo, continúa con el tema de la enfermedad humana. Le pido que me conceda unos días para continuar con esto en el blog, y luego le dejo el camino libre, ¿le parece?

saludos

El Pez Martillo dijo...

Me sobrevalora usted, amigo Horrach. Mi acercamiento a los textos de Nietzsche es muy parcial y limitado. Los que he leído han sido en ediciones malas y hace ya algún tiempo (la mayoría antes de empezar a estudiar filosofía), así que mis referencias son escasas. La mayor parte de lo que sé sobre Nietzsche lo he aprendido por mi cuenta, porque a decir verdad, en nuestra magnífica universidad nadie nos ha explicado nada (sólo Big Tiger, y en los cursos de doctorado, ya me dirá usted). Ahora que ya tengo más o menos claro lo que quiero hacer es cuando habrá que bucear en sus textos.

Joaquín dijo...

"Estudiar a Nietzsche" es una contradicción, porque él mismo es la antifilosofía ("filosofar a martillazos"). De modo que en mi opinión el "tito federico" es un "anti-protréptico", una exhortación contra el pensamiento.

No obstante, a quien le quede afición y ganas, puede pasearse por los estudios de Vattimo y Delleuze.

Anónimo dijo...

nietzsche es una exhortacion contra el pensamiento?

y yo qye pensaba que empece a pensar en serio cuando conoci a nietzsche. pero que ingenuo soy¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

por cierto, y a todo esto, panikkar que dice de todo esto?

Anónimo dijo...

el anterior anonimo; B.G.

Horrach dijo...

Amigo Pez, a ver si mañana cuelgo la segunda entrega del animal enfermo.

Joaquín, no tengo a Nietzsche entre mis favoritos precisamente, pero no creo que sea un autor 'antifilosófico'. Otra cosa es que él se considerara de esta manera, pero Nietzsche tenía muchas dificultades para entender de verdad lo que hacía y era. Creo que pertenece a ese tipo de personas cuya lucidez para entender a los demás se convierte en ceguera cuando se refiere a uno mismo.
Yo prefiero, antes que filosofar con el martillo, utilizar el bisturí. Es más sutil y provoca unas escisiones más finas. Saja la superficie dejando indemne lo que hay por debajo, mientras que el martillo se lo lleva todo por delante.

Yo también leía a Nietzsche antes de empezxar la carrera, pero considero que es de esos autores que, si te vas especializando en filosofía, uno tiende a ir dejando de lado (o, al menos, perdiendo la preeminencia que antes tenía), en beneficio de autores de esos, como kant, a los que no prestas apenas atención hasta que no adquieres cierta madurez intelectual. No digo que Nietzsche sea un autor para adolescentes, pero algo de eso puede haber. Como dato: fíjense que Nietzsche es el filósofo más leído por gente ajena a la filosofía, y eso creo que es muy significativo.

saludos

Joaquín dijo...

En efecto, Nietzsche puede ser muy bien el pensador (que no filósofo) más apto para quienes no se dedican a la filosofía y para los adolescentes. Es la encarnación del espíritu de rebeldía. Explícitamente es un continuador de la tradición presocrática.

En algún aspecto (el vitalismo) es lógico que R. Panikkar lo cite un par de veces en su tratado de la mística (2005). No niego que Nietzsche, en el sentido que describe Panikker, sea un místico (incluso aunque lo fuere de signo satánico, modalidad que el mismo Panikker admite). Pero eso no altera para nada que Nietzsche como pensador no va a parar a ningún sitio (lo cual es muy coherente con su actitud "destructiva" y nihilista).

Ahora, doctores tiene la iglesia nietzschiana...

Anónimo dijo...

¿He oído Panikkar?¿Panikkar?

Los que dejan el Opus salen más lelos de lo que ya entraron. Véase, por ejemplo, al egregio, eximio, ínclito, ilustre y mente preclara Federico Mayor Zaragoza, aspirante a gran consejero del universo tolerante o al tío Raimon (no al que le daba de hostias a la guitarra sino al otro, a éste, a Panikkar).

Dice que Nietzsche como pensador no va a parar a ningun sitio. Y yo le digo que esa es su mayor virtud. A donde vayamos cada uno es solo nuestra responsabilidad, no la de un muerto secular. No espere que levante de la tumba para decirle a usted, pequeño saltamontes, como debe caminar por la "rue de la vie". Ni de Nietzsche ni de Panikkar.

Joaquin dijo...

Señor anónimo, entonces, ¿para qué leer a este "muerto secular", Nietzsche? O bien, ¿para qué leer, en absoluto? Creo que hemos dado con la mayor de las negaciones nietzschianas, y es que para ser fiel a sus enseñanzas, ¡no hay que reconocerle como maestro, no hay que leerle!

Anónimo dijo...

Me parece que no voy a convencerle. Solo le diré que leer a Nietzsche y comprenderle significa olvidarse de él, como de otros tantos, y aprender a comprenderse a uno mismo. Si para usted afirmar consiste en negarse a sí mismo para poner en una hornacina a un "maestro" allá usted.

P.D.: ¿para qué leer en absoluto? ¿para qué filosofía? Pues para nada, que es la más noble de las ocupaciones.

El Pez Martillo dijo...

Puede ser que Nietzsche sea antifilosófico, al menos eso es lo que parece desprenderse de algunos de sus textos. Ciertamente, si bagaje filosófico era más bien pobre, sólo Schopenhauer, Pascal, Montaigne y los presocráticos, a los que conocía por ser filólogo. A otros, como a Kant, los conocía por referencias. No se debe olvidar que él no era filósofo, sino filólogo, y eso se nota, y tal vez por eso sea más accesible a la gente ajena a la filosofía. Es cierto que su "pensamiento" gira en torno a un par de ideas que aparecen bajo distintos ropajes en diferentes épocas de su vida, pero tampoco hay que olvidar que muchos de los grandes filósofos del siglo XX le han dedicado algunas páginas y lo han comentado, muy probablemente a rebufo de Heidegger.

Por otro lado, es verdad que gusta mucho a adolescentes y a gentes profanas a la filosofía. Su estilo agresivo y grandilocuente les es muy atractivo. No negaré que a mi empezara a gustarme desde entonces, pero mi visión ha cambiado sustancialmente. Lo que a mi me ocurre con Nietzsche es que cuanto más lo leo, más me sugiere, más cosas le veo (pero claro, no están tanto en él como en mi, tal vez por ahí vayan sus tiros).

Él mismo lo decía, que era un superficial, pero de una superficialidad en la que muchos podrían ahogarse.

Joaquín dijo...

Confieso mi osadía en pontificar sobre Nietzsche, porque yo con Nietzsche no puedo. Hace violencia a mis convicciones más profundas. Ahí puedo reconocerle cierta grandeza (?) literaria. Sin embargo, tal como yo lo veo (y no pretendo que sea la interpretación correcta), es un pensador (incluso, por qué no, un filósofo) abortado o malogrado. Quiere defender la causa del hombre frente a sus esclavitudes (especialmente las ideológicas), obviando que es íntrínseco al hombre reconocer a un maestro y a un dios. Erigir al hombre en su propio dios está destinado al fracaso y la confusión en la materia. Necesitamos maestros, buenos maestros. Leer a Nietzsche, aunque sea con el salvoconducto de superarlo, es otra forma de engaño ideológico, quizá el más insidioso. Yo me tomo muy en serio que se autotitulase "anticristo".

Anónimo dijo...

"Erigir al hombre en su propio dios está destinado al fracaso y la confusión en la materia."

No señor Joaquín, está confundiendo a Nietzsche con Protágoras. Quien habla del Hombre son otros, por ejemplo, usted. Piense más bien en los hombres que en el Hombre y entenderá mejor a Nietzsche y a todos los que rehuyen del humanismo.

Estoy de acuerdo con usted que es intrínseco a un hombre el reconocimiento de un maestro, o al menos debería serlo. Pero también debería ser intrínseco a un maestro educar a su alumno para ser superado por él sin pensar que su enseñanza es destructiva o nihilista.

Horrach dijo...

Sólo una cosa más sobre Nietzsche (interesante el debate; ya me gustaría que pasara lo mismo con otros autores, como Girard): la relación que tuvo con sus 'maestros' o influencias se puede leer desde la teoría mimética girardiana, en el sentido de que lo que, en un principio, para él era un modelo a seguir, fruto de la dinámica mimética que lleva a envidiar al mediador, se convertía en un adversario con el que Nietzsche tenía un comportamiento implacable. Eso es algo que afectaba a la persona, pero creo que también esta en su obra, con esa necesidad suya de enfrentarse contra todo, sea filosófico o no. El resentimiento de Nietzsche es interesante, pero creo que se perdía no consiguiendo dirigirlo.

Anónimo dijo...

Por lo menos hay que admirar que convirtiera a sus maestros en interlocutores adversarios. La mayoría no pasa de lamer culos de muerto.

Horrach dijo...

Eso sí. Pero la pega de Nietzsche es que en muchas ocasiones se enfrentaba a monigotes confeccionados por él mismo. Por ejemplo, cuando se cagaba en Kant, cuando sabemos que de este autor no sabía casi nada. Despotricar contra un autor del que lo único que sabes es de oídas no me parece lo más inteligente.

Anónimo dijo...

Tiene razón, sí. Y de Spinoza creo que sólo conocía lo escrito por Kuno Fischer en un manual de historia de la filosofía. A veces Tengo la tentación de pensar que los grandes filósofos son madres tiranas que disfrutan torturando a sus hijos. También hay que tener en cuenta que muchos llegamos a Kant y a Platón gracias a la caquita que N. echaba sobre sus pletóricas cabezas.

Díganos un par de obras fundamentales del tal Girard.

Joaquín dijo...

Mal que bien, algunos retazos de Nietzsche he leído (incluído el 'Ecce Homo') y algunas exposiciones de su pensamiento, como la de Vattimo. Me basta para considerar que Nietzsche se sitúa fuera del perímetro de mis intereses intelectuales.

El acuerdo con el señor anónimo es, por mi parte, imposible, en lo que respecta a dos puntos cruciales:
1. La defensa del humanismo, la causa del Hombre con mayúsculas.
2. La reverencia a la memoria de los muertos, con los que yo sí creo que somos solidarios: creo en definitiva en la comunión con los difuntos, comprendidos los que nos han legado sus enseñanzas.

Anónimo dijo...

Pues no sabe lo que disfruté yo leyendo a Tomás de Aquino y Aristóteles. Con ellos comprendí lo que quería decir Machado: "busca a tu contrario, que será tu complementario" (paráfrasis).

Después de imbuirme de todo lo escrito por Nietzsche y empaparme de desprecio a la metafísica cuando descubrí que existía un libro aristotélico que se llamaba así "Metafísica" sentí un deseo morboso de leerlo sin parar.

Joaquín dijo...

¿Y ha comprendido lo que significa la metafísica, o lo deja todo en palabrería vana?

San Isidoro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Horrach dijo...

Qué cosa más rara. El comentario suprimido (por su autor) lo he llegado a leer antes de ser borrado. Iba firmado por el nick 'San Isidoro'. Decía que había encontrado mi blog a través del de Baltanás y que le parecía 'un oasis en la red'. Y ahora veo que lo ha suprimido. A lo peor ha ido leyendo el blog y no le ha gustado lo que ha visto.

Sobre otros temas: al final no haré otra entrada sobre 'el hombre enfermo', al menos de momento. He releído los fragmentos de 'La genealogía de la moral' que me interesaban y no me parecen tan interesantes como el colgado. Ya continuaré con otras cosas.

Sobre la 'Metafísica' aristotélica: imagino que conocen el origen de ese título, ¿verdad?, que no lo puso Aristóteles precisamente.

Anónimo, sobre Girard yo recomendaría sobre todo dos obras: 'La violencia y lo sagrado' (Anagrama) y 'El misterio de nuestro mundo' (Sígueme). Tampoco está mal para introducirse en su obra la novedad que ha publicado Trotta, 'El origen de la cultura'.

saludos

Joaquín dijo...

... "Después del tratado sobre la Naturaleza (Física)". Pero nunca un título adventicio estuvo mejor colocado. La pregunta pertinente es si la realidad se agota en la materia. Por continuar con el tema, Nietzsche habría sido el que ha llevado al materialismo a los límites de sus posibilidades. Cualquiera de sus textos, como este del "hombre, animal enfermo" puede ser una ilustración. Todo lo que exceda de la crasa biología es pura fabulación artera. Y por seguir el hilo: por lo poco que he leído de Girard ("Veo a Satán..."), está en las antípodas de los planteamientos nietzschianos, ¿o tal vez me equivoco?

El Pez Martillo dijo...

Tengo que discrepar con Joaquín. Si algo se trasluce de la obra nietzscheana es precisamente la insuficiencia de lo material y de las ciencias para afrontar el mundo. Es cierto que pasó por una época más o menos positivista, y que acude mucho a terminología biologicista, pero creo que, como filólogo que era, cuando hablaba de biología no se refería tanto a la ciencia como al hecho del estudio de la Vida (del fenómeno vida, de la experiencia vida, no sé cómo llamarlo). Es más, precisamente el texto que Horrach nos ha colgado, lejos de ser una afirmación de materialismo, parece afirmar que el ser humano es el animal (ahí que hay ese biologicismo) que de algún modo trasciende a esa animalidad. Por otra parte, algunas de sus ideas centrales, como por ejemplo la de la voluntad de poder, no me parecen muy "materiales". Además, y ya sé que esto no es nietzsche, que es interpretación posterior, pero Heidegger hablaba de Nietzsche como la culminación de la metafísica (claro que entendida a su manera).

Y pasando a otra cosa, no soy yo el más experto en Girard (para eso ya tenemos a Horrach, que me corrija si me equivoco), pero las pocas referencias de él que tengo me lo ubican como nietzscheano (también a su manera).

gin-ctonic dijo...

Por favor caballeros,dejen de hacerse los estupendos.
Es imposible que un adolescente "entienda" a Nietzsche.

Horrach dijo...

Girard maneja mucho a autores 'de la sospecha' como Nietzsche o Freud, con los que disiente abiertamente sobre muchas cuestiones pero de los que toma muchas cosas. En general, comparte el planteamiento de determinadas cuestiones pero sus resoluciones al respecto van por otro lado.
Decir que Girard es católico, aunque eso no implica que no se lo pueda leer desde fuera del catolicismo (eso mismo es lo que yo hago), ya que Girard no es (salvo en alguna obra muy concreta) un simple apologeta.

Joaquín dijo...

Señor gin-ctonic... ¡pero si Nietzsche es el filósofo eternamente adolescente!

eduardo dijo...

Sartre, desde su opúsculo "el Existencialismo es un humanismo", nos anima a seguir a Nietzsche en el abandono de "la ilusión de los trasmundos". A pesar de esto creo, al igual que el Pez Martillo, que nuestro filósofo no puede ser considerado "materialista", pero sólo porque es seguro que, para él, la experiencia vital -con todos los deleites y/o torturas que pueda traer ésta consigo- es algo que va mucho más allá de la simple recepción fenoménica, de la coerción de determinadas condiciones materiales...
Claro que, nadie con dos dedos de frente puede considerarse "materialista"; y menos un filósofo: tratar de expresar conceptualmente el "hecho material" es como pedirle a la materia que se disponga de tal manera que exprese lo ideal ¿no?
un saludo, Horrach y Pez!

gin-ctonic dijo...

Amiguitos les recomiendo la lectura de "Nietzsche.La vida como literatura" de Alexander Nehamas,editorial Turner fondo de cultura económica.

Anónimo dijo...

¿Nietzsche materialista? ¡Ahi! Después de desmenuzar lo desmenuzble de Ortega Julián Marías tuvo que hablar de Nietzsche...
En fin, descanse en paz.

Nap. Las.

Anónimo dijo...

Y la pregunta pertinente no es si la realidad se agota en la materia sino que coño es la materia. Siempre hablando de la materia como si supieran lo que es. Al final resulta que son mas materialistas que una reunión de la OPEP.

Horrach dijo...

Bienvenido Eduardo. ¿Es usted el mismo Eduardo que me estoy imaginando, verdad? Pues si es así, más bienvenido todavía, espero que te conviertas en un habitual de este agujero subsuelítico.

Precisamente una crítica parecida a la que haces sobre la imposibilidad de un materialismo que deje de lado lo inteligible es la que he escrito para el congreso sobre Nietzsche de Valencia.

Creo que voy a dedicar alguna entrada más a Nietzsche, que, por lo que veo, el personal tiende a sacar a pasear el martillo y eso simpre tiene su gracia (aunque, como dije, prefiero el bisturí al martillo).

Related Posts with Thumbnails