sábado, 16 de junio de 2007

LA MUJER CTÓNICA (4)


FEMME FATALE

Retomo la saga ctónica con una carta al director que guardo desde hace casi diez años. La escribió un tal Rafel Miquel al Diario de Mallorca. Traduzco del mallorquín:

“La columna del amigo Matías Vallés del otro día, Eva, búscate otro Adán, con la referencia a la mítica ‘Natalia del Xampanyet’ [el Xampanyet era un conocido bar palmesano], me retrotrae de golpe a una etapa de la noche de Palma eufórica por culpa del millón de copas atrasadas que se habían acumulado después de años sin abrevaderos como toca y pletórica de mestizaje intergeneracional. Como barman de la época y, por tanto, testigo de primera barra, lo puedo asegurar. Sobre el sugeridor artículo, sólo una coincidencia, una observación y una alternativa. Creo en la existencia real de ‘femmes fatales’ y que las más fatales son aquellas que atacan con los ojos, como Eva, como Natalia. La única ventaja de caer en sus zarpas (además de tener la oportunidad de conocer el cielo y el infierno en primera fila y por el mismo precio) es que nunca te puedes llegar a plantear cuando lo dejas correr porque antes de que puedas pensarlo ya estás despedido. Técnicamente, Natalia no servía copas en el Xampanyet, pero este es un dato secundario porque el bar estaba situado de lleno dentro de su jurisdicción, La Lonja, donde causó estragos tanto delante como detrás de la barra. “Los miro a los ojos y se funden” era su divisa y juro que no exageraba. El odio que inspiraba entre las de su sexo no era más que la confirmación de su autocracia bifocal. En fin, la alternativa a la venda en los ojos que aconseja Matías para evitar a las Evas del mundo, a la manera de los tapones antisirenas de Ulises, podría ser pensándolo bien la sumisión, a la manera de Sacher Masoch. Más allá del barriobajero masoquismo de correajes y látigos, en la novelita La Venus de las pieles, Masoch nos ofrece una receta para ligar la diosa intocable a nuestro destino consistente en renunciar a la propia voluntad y ponerse contractualmente en sus arbitrarias manos. De hecho, un formulario de ‘contrato de sumisión’ inspirado en Masoch circuló de mano en mano durante aquellas noches sin que nadie, que yo sepa, se atreviera finalmente a firmarlo. Recuerdos aparte, la venganza y el consuelo nos llega cuando la estadística corrobora que dentro de las panteras más salvajes late siempre el corazón de una ama de casa que se esfuerza por demostrar a sus víctimas lo bien que le salen las croquetas”.

22 comentarios:

Jarttita. dijo...

1. Topicazos, los tíos no tienen arreglo.Qué manía con las croquetas, cuando siempre sois todos unos cocinillas.
2. Una preciosidad de canción:
"Femme Fatale ."Velvet Underground.



Here she comes, you better watch your step
She's going to break your heart in two, it's true
It's not hard to realize
Just look into her false colored eyes
She builds you up to just put you down, what a clown

'Cause everybody knows (She's a femme fatale)
The things she does to please (She's a femme fatale)
She's just a little tease (She's a femme fatale)
See the way she walks
Hear the way she talks

You're written in her book
You're number 37, have a look
She's going to smile to make you frown, what a clown
Little boy, she's from the street
Before you start, you're already beat
She's gonna play you for a fool, yes it's true

'Cause everybody knows (She's a femme fatale)
The things she does to please (She's a femme fatale)
She's just a little tease (She's a femme fatale)
See the way she walks
Hear the way she talks


3. Para incentivarle: Hoy he conducido por primera vez Söla!!. Qué sensación de poder, de libertad!! Quería ir al fin del mundo y volver, sin necesitar a nadie. Ohh...!!! Me ha encantado!!.

Horrach dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Horrach dijo...

Buff, a mi todavía me queda un poco lejos lo de conducir, que todavía tengo por delante el teórico (este miércoles).

Sobre los tópicos, ya decía Gómez de la Serna que a los hombres nos pierde uno de ellos, el de imaginar que todas las mujeres sois diferentes, mientras que las ctónicas os consoláis con otro, el de que todos los hombres somos iguales.

Servidor también es muy sensible como las víctimas de la tal Natalia a los taladros oculares.

Jarttita. dijo...

Bueno...debe ser por eso mismo que yo siempre me dijo en los " diferentes":P.Ojos y manos...siempre.

Suerte el miércoles. Muaks.

Jarttita. dijo...

Dijo=fijo( ains..).

Horrach dijo...

¿¿te fijas en todo lo que es par?? ejem, pues yo tengo unos riñones la mar de bonitos :-)

Jarttita. dijo...

jajaaajajaa, bueno alguna cosa impar también es importante:P.

Horrach dijo...

Pues claro que hay cosas impares importantes, el duodeno por ejemplo.

Jarttita. dijo...

O el Corazón.:).

El Pez Martillo dijo...

Eso que dice de que "dentro de las panteras más salvajes late siempre el corazón de una ama de casa" es muy concolador. Pero yo me quedo con la inversa, mucho más inquietante y reveladora: "dentro de las mujeres más dulces y sensibles hay siempre una femme fatale dispuesta a destrozarle la vida a uno".

Jartitta, responder a un topicazo con otro (los tíos no tienen arreglo) no es demasiado acertado. Además, eso expresa muy bien lo que todas queréis de nosotros, arreglarnos. Nos véis imperfectos para podernos cambiar y redimirnos de nosotros mismos.

Jarttita. dijo...

Pez, muy bien dicho. No debí responder con otro topicazo. Touché.Pero mal lo de arreglaros. Yo no quiero un hombre para perfeccionarlo. Mi hombre perfecto es, por definición, imperfecto. Esas imperfecciones son las que le dan sentido, a lo que sea que deba darle.

En fin...me callo que me ha puesto sensible el post.

Andreu dijo...

Pasan varios días y ya se ha olvidado del consejo que le dio Vermal. ¡Hay que ver, herr Doktor!

Horrach dijo...

Andreu, ¿cuál es ese consejo del Tigre, que no lo recuerdo?

Pez Martillo, más que arreglarnos quieren cambiarnos, en la línea que dice Jart, es decir,que bquieren quitarnos de nuestra cabeza la idea de perfección para que nos resignemos a la imperfección. Unas niveladoras, como dice Kafka.

saludos.

Jarttita. dijo...

Si Horrach, que bien conoce usted a las mujeres...ha acertado de lleno.

Andreu dijo...

Creo que le aconsejó que fuera más "bueno", o algo así.

Horrach dijo...

Andreu, ¿quiere usted decir que the Big Tiger me llamó, por lo bajini, 'malo'? Ahora mismo no recuerdo el contexto, será porque ya debía ir servidor algo mamado. ¿Qué barbaridad de las mías acababa de decir?

Jart, lo sé.

Andreu dijo...

Hablábamos de cómo usted, desterrando de la metafísica al género femenino (o a lo femenino), se ocupaba de ahuyentar (no siempre con éxito) a las pocas féminas que se arrimaban a la sombra de Vermal.

Creo que en ese momento ya íbamos todos algo cargados...

El Pez Martillo dijo...

La frase literal fue "tienes que ser más bueno". Yo no deseñaría un consejo de alguien que tiene que haber sido (y seguro que sigue siendo) el terror de las nenas. Y no olvide que durmió junto al picadero de Heidegger, y algo se le debió de pegar del otro gran maestro (que por lo que contó sí que era el terror).

Y sí, en cualquier caso, ya íbamos cargados.

Horrach dijo...

Pues no recuerdo ese apunte del Big Tiger, nio tampoco el momento. Lo dicho, los efluvios, que es como decir el final de la noche, cuando ya sólo quedábamos en pie los Indestructibles.

El caso es que sus gestas, en caso de que las haya verdaderamente experimentado (que a lo mejor nos imaginamos lo que no es), no creo que hayan sido posibles por una cierta 'bondad', más bien al contrario. Aunque, matizando, yo creo que la clave está en ser malo con ellas pero no en hacer ideología de esa maldad, que es lo que suelo hacer yo demasiadas veces. Convierto mis ataques a ellas en ideología, cuando de lo que se trata es de portarse mal con las ctónicas como quien no quiere la cosa, como si fuera por casualidad, no por un pensar determinado.

saludos

femme fatale infiltrada dijo...

Existen tópicos tanto de mujeres como de hombres, y continuamente se ven a nuestro alrededor: no hay más que echar un vistazo a cualquier anuncio, programa televisivo, diarios, etc. Está con nosotros y no podemos evitarlos de ninguna manera. Es nuestra sociedad, creada en su mayoría por el género masculino.
De todas formas, la mujer siempre ha tenido un papel muy importante en la historia y en la sociedad: basta saber que hasta la mujer de Franco tenía muchísimo poder, incluso más que el mismísimo Franco diría yo. "Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer" (otro de los tópicos utilizadísimos).

En realidad, las mujeres tenemos también un lado oscuro por el que podemos llegar incluso entre nosotras a criticarnos y hundirnos si es necesario, con tal de conseguir nuestros propósitos. Somos un género manipulador, aunque también sufrimos las artimañas de los "machotes fatales", que no todo en este mundo son las femme fatale...

A todo ser humano le atrae lo oscuro, lo prohibido, y todo aquello que suponga una incógnita. Esa es la esencia total del ser humano.

Anónimo dijo...

Quina sort que tens de no ser dona, Horrach, així t' estalvies llegir-te i potar.

Anónimo dijo...

pppuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaajjjjjj

Related Posts with Thumbnails